Ucrania abre al turismo la sala de control de Chernóbil donde comenzó la catástrofe nuclear

A partir de ahora, los turistas más aventureros podrán acceder a esa sección que durante años permaneció cerrada. En la actualidad, Chernóbil supera 40.000 veces los niveles de radiación normales.

La sala de control del reactor 4 de Chernobyl es el área donde se inició una de las tragedias nucleares más devastadoras de la historia / Efe
La sala de control del reactor 4 de Chernobyl es el área donde se inició una de las tragedias nucleares más devastadoras de la historia / Efe

A partir de ahora, los turistas más aventureros podrán acceder a esa sección que durante años permaneció cerrada. En la actualidad, Chernóbil supera 40.000 veces los niveles de radiación normales.

Después del éxito que ha cosechado la premiada serie de ‘Chernobyl’, de HBO, millones de personas han mostrado interés en lo que sucedió aquel 26 de abril de 1986, cuando explotó el reactor 4 de la Central Nuclear de Chernóbil.

Esto ha provocado un considerable aumento de turistas en los últimos meses a Chernóbil y Pripyat, algo que Ucrania ha aprovechado para abrir al público la sala de control donde comenzó la catástrofe nuclear, según recoge CNN.

A partir de ahora, los turistas más aventureros podrán acceder a esa sección que durante años permaneció cerrada. De hecho, varias agencias están recibiendo autorización para realizar tours dentro de las instalaciones, siempre que los turistas acudan con trajes especiales, pues el área supera 40.000 veces los niveles de radiación normales.

Asimismo, las personas que accedan a esta sala deberán someterse posteriormente a una serie de pruebas de radiología para medir su exposición a la radiación. La sala de control del reactor 4, ubicada debajo de un arco de contención de acero de 36.000 toneladas, todavía mantiene sus pantallas originales y paneles de botones de comando.

Esta campaña turística ha sido promulgada por el propio gobierno ucraniano. Fue el propio presidente, Volodymyr Zelensky, quien firmó un decreto el pasado mes de julio para transformar la zona de exclusión de Chernóbil en una atracción turística.