«Cuéntame...» por qué la serie se ha hundido

Peor arranque histórico con un 14,7% de cuota

Imagen del capítulo de estreno de la decimoctava temporada
Imagen del capítulo de estreno de la decimoctava temporada

El tiempo y las circunstancias le están pasado factura a la serie más longeva de la televisión española.

El tiempo y las circunstancias le están pasado factura a la serie más longeva de la televisión española. El estreno del jueves fue el peor de la fructífera historia de «Cuéntame cómo pasó», ya que se tuvo un magro 14,7 por ciento de «share» y 2,4 millones de espectadores. ¿Las causas? Es evidente que no se puede justificar por la competencia de «Gran Hermano Vip» en Telecinco y «Raíces» en Antena 3, ya que en anteriores temporadas también se midió con las diferentes versiones de «GH». El bajón tiene mucha más trastienda si se tiene en cuenta que estamos hablando de una ficción que en el arranque de la segunda temporada, en 2002, logró un abrumador 42,2 por ciento de cuota de pantalla y 6,3 millones de seguidores. El resultado es también hiriente si se compara con la temporada decimoséptima hace un año, puesto que ha perdido 2,9 puntos de cuota y casi un millón de personas.

Síntoma de hartazgo

No es descartable que la audiencia padezca síntomas de hartazgo ante las vicisitudes de la familia Alcántara. Sin embargo, el capítulo del jueves tuvo uno de los mejores inicios de la serie con el atentado yihadista del restaurante El Descanso. Con todo, nadie ignora que el rodaje de la decimoctava temporada ha tenido un ruido de fondo que puede que haya influido en los espectadores en el momento de continuar confiando en la ficción. En septiembre de 2015, Pilar Punzano –que interpretaba a Inés– cargó contra Imanol Arias desde su cuenta en Facebook. Le acusó de «tener la mano muy larga», además de subrayar que «este señor que a la mayoría le parece entrañable jamás me preguntó cómo estaba en los cinco años que trabajé con él». También acusó a la productora de «Cuéntame cómo pasó» de ser «una secta» y de unas condiciones de trabajo muy precarias.

El gran golpe para el prestigio de Ana Duato y Arias sucedió en mayo de 2016. La Fiscalía Anticorrupción hizo público que, presuntamente, el actor que interpreta a Antonio Alcántara apareció en los papeles de Panamá y ocultó supuestamente al fisco 2,18 millones de euros entre 2010 y 2014. Por su parte, Duato no habría tributado 794.389 en el período 2010-2012. La guinda se puso cuando el juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, ordenó el embargo de las cuentas bancarias y de activos de Miguel Ángel Bernardeau, esposo de Duato y productor de la serie, y de Ganga.

RTVE sufrió un daño colateral hasta tal punto –aunque nunca se confirmó oficialmente– que barajaron la posibilidad de que en esta decimoctava temporada Antonio y Merche desapareciesen del mapa para centrarse en las tramas de sus hijos. La idea se quedó en un amago, pero Arias y Duato mantienen desde junio un perfil bajo: no han hecho ninguna declaración y tampoco han sido cazados por los paparazzi. El punto y seguido fue su autoexclusión, no se sabe si inducida por la cadena pública, de no participar en la promoción del estreno de la nueva temporada.

Tanto el equipo técnico como el artístico siempre ha afirmado que habría «Cuéntame cómo pasó» hasta que la audiencia lo decidiese. Ésta ya se ha pronunciado en un ocaso que se está dilatando en el tiempo, ya que es la primera vez que no superan los tres millones de espectadores.