Deseo para 2014: no dar el «campanazo»

¿Se puede tener el rango de estrella televisiva sin haber presentado algún año las campanadas? Difícil, por no decir imposible. Desde que TVE emitió en directo las primeras campanadas en 1962 prácticamente todo el quién es quién catódico ha pasado por este trance, desde Matías Prats, Laura Valenzuela, Joaquín Prat, las ganadoras de Eurovisión Massiel y Salomé, Raphael, Mayra Gómez Kemp, José María Íñigo sin olvidar Martes y Trece, Cruz y Raya, Ana Obregón, Carmen Sevilla, Carmen Maura, Paloma Lago, José Mota, Carlos Sobera, Patricia Conde, Berto Romero, Jesús Vázquez, Andreu Buenafuente, Jorge Fernández, Sara Carbonero, Belén Esteban, Imanol Arias, el incombustible Ramón García... hasta llegar al «campanazo» de 2011, amparados por Jorge Javier Vázquez, Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera compartían su Nochevieja con el resto de los mortales por una nada módico precio cortesía de Mediaset.

De más está decir que todos han estado, están y estarán «emocionados y agradecidos» por vivir el momentazo del año desde la Puerta de Sol. Pero también saben que es una espada de Damocles sobre sus cabezas que puede significar un antes y un después en su vida profesional. Da igual premios, discos vendidos, que tengan las alforjas llenas de programas de éxito... en exactamente 36 segundos su trayectoria puede dar un vuelco y pasar a la posteridad como el hombre o la mujer que la pifió el 31 de diciembre de un año cualquiera por unos carillones de más o unas campanadas de menos.

Ahí está Marisa Naranjo, traumatizada desde que en 1989 se hizo un lío con los cuartos y las campanadas y dejó toda una cosecha de uvas en los platos de los españoles, que no sabían cuándo tenían que comérselas. «No he vuelto a comer las uvas tras mi error», afirmó en 2011, año en el que presentó las preuvas en Neox. En las antípodas está Ramón García, que puede degustarlas con la conciencia tranquila después de no haber cometido ni un error en las trece ocasiones en las que ha solventado este trance.

¿Y los protagonistas de este año? Bien, por el momento. Todos se están aprendiendo una lección que tiene que estar a prueba de imprevistos. La consigna es embridar los nervios. Las cadenas llevan varios días de ensayo en la Puerta del Sol para no dejar al azar ningún detalle. El primer objetivo –tener una vista privilegiada del reloj– está resuelto desde hace meses. Los vecinos y los propietarios de negocios con balcones en primer línea no paran de frotarse las manos. El alquiler diario está entre los mil y los mil quinientos euros, y se ocupan al menos cinco días para equipos técnicos y artísticos de entre veinte y treinta personas.

Las caras del año

La elección de los presentadores nunca es un asunto baladí. El casting por parte de las cadenas responde a unos criterios muy claros: que sus rostros sean buques insignia de la casa y que estén ligados con los programas de entretenimiento más populares del año.

Este año, Antena 3 altera la tradición al elegir a dos mujeres: Paula Vázquez (presentadora de «El número Uno» y «El almacén de Top Chef», y Anna Simón, uno de las caras más populares por sus apariciones en «El Hormiguero 3.0» y «Me resbala». «Es una propuesta arriesgada porque confiar en dos rubias para contar hasta doce...», declara Anna Simón en una provocación más que calculada.

TVE apuesta sobre seguro: Anne Igartiburu –la más veterana de este año, ya que ha presentado hasta en nueve ocasiones las Campanadas– y los jurados de «Top Chef», el espacio que le ha dado más alegrías a la cadena pública durante este año, Jordi Cruz y Pepe Rodríguez.

Mediaset repite la estrategia. Si en 2012, el grupo eligió para saludar al nuevo año en Telecinco y Cuatro a parte del elenco de «La que se avecina», mañana serán Paco León, Miren Ibarguren, Pepe Viyuela y Canco Rodríguez algunos de los protagonistas de «Aída». Es un gesto y un guiño teñido de nostalgia puesto que hace pocas semanas Telecinco anunció que una de las series más longevas de la televisión ya tenía fecha de caducidad: esta temporada sería la última.

LaSexta opta por Frank Blanco («Zapeando») y Sandra Sabatés, la conductora de «El intermedio» junto al Gran Wyoming. Sabatés repite por segundo año consecutivo, ya que en 2012 comió las uvas en directo junto a Alberto Chicote. La suerte está echada. El dos de enero se sabrá quién se ha llevado a la audiencia de calle.

Como aperitivo, las preuvas con Mario y Alaska y Luján Argüelles

Marisa Naranjo, Remedios Cervantes, Cecilia Giménez, la pintora del «Ecce Homo» de Borja... y este año Alaska y Mario. Neox, el canal de Atresmedia, busca desde hace varios el efecto sorpresa para las preuvas. Este año, la pareja presenta hoy en directo la tercera edición de «Feliz Año Neox». «No me entiendo con Mario trabajando, porque es caótico», ha declarado recientemente la cantante, que ha anticipado que va a ser un reto. Mañana, en horario «prime time», Cuatro rescata a algunos de los protagonistas de «¿Quién quiere casarse con mi hijo?», «¿Quién quiere casarse con mi madre?» y «Un príncipe para Corina» en el especial «Un año de amor». Será una cena que promete ser delirante y disparatada con algunos de los personajes más excéntricos y singulares del año televisivo.