«"El barco"comienza una etapa "Robinson Crusoe"muy interesante»

Juanjo Artero, que da vida al capitán del Estrella Polar, destaca el atractivo de los próximos capítulos

Una foto del actor durante el rodaje
Una foto del actor durante el rodaje

Con la acción por bandera y las emociones a flor de piel, «El barco» continúa su andadura tras haber encontrado un refugio a su inquietante travesía por un planeta sumergido bajo las aguas. «Se abre un mundo nuevo para la tripulación, que sentirán mucha esperanza y felicidad, al menos, al principio», matiza Juanjo Artero. Tal y como explica el intérprete, los personajes han experimentado una de las mayores emociones de su vida al encontrar la isla. «Han sentido más ilusión de la que sentiría un náufrago porque esta gente ni siquiera sabía que existía tierra firme», comenta Artero, que está convencido de que este nuevo escenario dará «más aire» a la tripulación del Estrella Polar. De momento, la ficción, que continúa como líder de su franja con 2,8 millones de seguidores de media y un 15,3% de «share» –y supera el 30% entre el público joven– afronta los misterios y amenazas que esconde esta nueva etapa tanto para los personajes que continúan en la isla como para los que han emprendido la misión de rescate de la tripulación que permanece en el rascacielos –entre ellos, Ulises, a quien da vida Mario Casas–. «Hay una obligación por delante, nos comprometimos a volver con el barco a por el resto del equipo y será muy interesante esta parte "Robinson Crusoe"».

En el capítulo de este jueves, los habitantes de la isla perciben desde la playa la llamada de emergencia de Max (Jan Cornet), que ha lanzado una bengala para captar la atención de sus compañeros, quienes no saben nada de él desde que se adentró hace una semana en el corazón de la isla. Ante la alerta, Piti, Cho, Vilma y Ainhoa partirán en su busca, mientras los tripulantes del Estrella Polar esperan no llegar demasiado tarde al edificio en el que permanece el resto de supervivientes, ya que han recibido una llamada de Ulises informándoles de que estaban siendo atacados.

Emoción, intriga y suspense definen los episodios de esta tercera temporada que ha consolidado «El barco» como una de las ficciones favoritas de la audiencia. El primer episodio de esta nueva entrega debutó el pasado 18 de octubre como lo más visto del día con una media de 3,3 millones de espectadores y un 17,8% de cuota de pantalla, unos datos que mejoraron en un punto la media de la segunda temporada. Para Artero, el éxito de la serie se explica por «los contrastes, el novedoso guión y la inusual trama». «La diversidad de personajes y el planteamiento de gente en la mar buscando una tierra que no existe es muy interesante, sobre todo en cuanto a las relaciones y emociones vividas», explica el intérprete. Las tensiones y el misterio sobre ese oscuro pasado desde el que se definió el proyecto Alejandría seguirán existiendo «porque sin conflicto la serie no avanza». Para Artero, uno de los aspectos más adictivos de la ficción de Antena 3 es que, «en una situación límite las relaciones humanas se aceleran y sale lo mejor y lo peor de nosotros».

Un rostro hecho a la pequeña pantalla

Juanjo Artero, que en estos momentos compatibiliza la emisión de «El barco» con dos proyectos teatrales –la gira con la obra «Paradero desconocido», junto a Juanjo Cucalón y Sara Casasnovas, y los ensayos de «No se elige ser un héroe», que se estrenará próximamente–, es uno de los actores más populares de la televisión nacional y su rostro es sinónimo de éxito. Antes de dar vida al capitán Ricardo Montero en «El barco», protagonizó grandes éxitos televisivos en España como «Verano azul», en la que daba vida a Javi, y la longeva «El comisario», donde interpretaba a Carlos Márquez «Charlie».