«Frágiles», que no débiles

Tras sus buenos datos de audiencia, el lunes se inicia el rodaje de la segunda temporada de la serie de Telecinco protagonizada por Santi Millán

La RazónLa Razón

A estas alturas nadie ignora que algunas dolencias físicas son la punta del iceberg de numerosas esquirlas emocionales que minan el cuerpo. Pablo, el fisioterapeuta que protagoniza «Frágiles», lo sabe muy bien. «Aunque todos queremos mostrarnos ante los demás como unas personas fuertes, de una pieza, esta serie le quiere decir al espectador: ''Podemos ser frágiles porque eso no es signo de debilidad''», asegura Santi Millán, unos días antes de que empiece el rodaje de la segunda temporada de «Frágiles».

Personajes más lúdicos

Reencuentros, amor, decepciones, dolor... y también momentos más lúdicos, ya que Pablo, que vive para sanar a los demás con la intención inconsciente de olvidar sus propias carencias, sale de su letargo vital gracias a la aparición de un amigo de la infancia. «Dentro del vacío existencial que siente, de su lado más oscuro que no quiere reconocer, mi personaje va a experimentar un cambio esta temporada, ya que va, por así decirlo, a experimentar una regresión a la juventud en la que las mochilas que llevamos cada cual no eran tan pesadas. Pablo se vuelve un hombre más divertido y hedonista, algo que le vendrá muy bien», explica Millán.

Ha pasado un año desde que la esposa de Pablo despertó del coma y éste aún no sabe cómo encajar la noticia. En el plano afectivo, rehuye cualquier tipo de compromiso. Se convertirá casi en un despreocupado juerguista vocacional. Todo vale con tal de atenuar el fuerte dolor emocional que siente. Sin embargo, su vida amorosa está caracterizada por la confusión y la indefinición. Por una parte, redescubre como mujer a su esposa, Ana, que le empezará a atraer por su actitud vital y positiva tras el accidente. También estará muy presente en su vida Pilar, la hermana de Ana, formando un singular y no muy definido triángulo y, finalmente, reaparece en su vida Teresa, que sufre calladamente por un sentimiento, en teoría, no correspondido. «Interpretar a Pablo es un regalo para cualquier actor –dice Millán–. Es un personaje con muchos matices y muchos colores. Demuestra una gran sensibilidad y empatía, pero a veces no sabe gestionar sus sentimientos.

Uno de los mayores hallazgos de «Frágiles» es su reparto, ya que, además de Santi Millán, cuenta con conocidos actores de televisión –tradicionalmente vinculados a las producciones de Telecinco– como Elia Galera, Sandra Ferrús, Norma Ruiz («Rocío Dúrcal. Volver a verte»), Ruth Núñez («Yo soy Bea») y Luisa Martín (Médico de familia»), entre otros.

«Frágiles», producida por Telecinco en colaboración con Isla Producciones, cerró su primera temporada con un buen comportamiento en términos de audiencia, con un 13,1 de cuota de pantalla y 1.677.000 espectadores.

Fichaje de lujo

«Frágiles» se refuerza para esta segunda temporada con la incorporación de Ginés García Millán, que encarnará a un viejo amigo de Pablo, Mario, con el que se reencontrará en un momento muy complicado para el fisioterapeuta. Para Santi Millán, la incorporación de Ginés es «un lujo como intérprete y como persona». El protagonista de «Frágiles» anticipa que Mario enriquecerá las tramas con nuevos conflictos: «Al final se acabará liando, como siempre».