La audiencia da la espalda al «tiempo nuevo» de Carmena

El programa de Cuatro debuta con un 4,2% de «share»

El regreso de «Un tiempo nuevo» a Cuatro –después de desaparecer de la programación de Telecinco el 27 de junio de 2015– ha sido decepcionante en términos de audiencia. El espacio de debate sobre política y actualidad logró un 4,2 por ciento y 320.000 espectadores, un mínimo frustrante para un programa de «prime time», convirtiéndose en la quinta y última opción entre las generalistas, y muy lejos de la media de la cadena en este mes de agosto, que se sitúa en un 7,4 por ciento.

El programa presentado por Silvia Intxaurrondo debutaba con una entrevista previsiblemente jugosa, la que le hizo Marta Nebot a Manuela Carmena en el Ayuntamiento de Madrid y donde comentaba algunas de las recientes polémicas en las que se ha visto envuelta diariamente en los últimos tiempos, como sus vacaciones y su relación con Ana Botella y Esperanza Aguirre, entre otros. Además, entró de lleno en las de Rodrigo Rato y ofreció nuevas informaciones sobre el crimen de Cuenca.

Sobre el papel, los temas eran bastante interesantes para seducir a la audiencia que busca en la noche del sábado programas de actualidad. Sin embargo, le dio la espalda de una forma clamorosa, mientras que su rival natural, «laSexta Noche», prácticamente duplicó los datos de «Un tiempo nuevo», con un 7,2 de cuota de pantalla y 620.000 seguidores. El programa del grupo Atresmedia ofrecía en la misma franja horaria una entrevista con Xabier García Albiol, una electrizante tertulia política –en la que hubo un nuevo encontronazo de Pablo Echenique, de Podemos, con Eduardo Inda, que incendió las redes sociales– y una entrevista al periodista deportivo Josep Pedrerol. Y un detalle que no puede pasar inadvertido: mientras «Un tiempo nuevo» tiró de la crónica de sucesos, una información que suele tener mucho éxito entre los espectadores, «laSexta Noche» entró de nuevo en este tipo de información.

Un proyecto que no cuaja

Es cierto que estos datos cuentan con el condicionante de que en verano, en especial agosto, el consumo televisivo suele sufrir una bajada, pero tan verdad como que los espacios de tertulia política en el «prime time» de los canales de Mediaset no cuajan. «Un tiempo nuevo» comenzó su primera andadura el 25 de octubre de 2014 en la cadena principal de Mediaset con la clara intención de hacerle sombra al programa de tertulia política y económica de Atresmedia. Hasta el punto de que fichó a Sandra Fernández, la directora de «laSexta Noche», con la certeza de que por su experiencia, el programa casi no necesitaba rodaje, además de contar con la presencia de Sandra Barneda como presentadora. Sin embargo, los espectadores de Telecinco se distanciaron del programa –logró una media en la temporada del 10,2 por ciento de «share» y 1.218.000 espectadores en los 34 programas emitidos–, seguramente porque el perfil de audiencia de la cadena se decanta más por el entretenimiento. En su estreno, contó con un 9,2 de cuota de pantalla y 1.130.000 seguidoresmientras que «laSexta Noche» ese mismo día conseguía un 16,6 por ciento y 2.053.000.

Así las cosas, es difícil predecir el futuro de «Un tiempo nuevo» en Cuatro porque Mediaset, como el resto de las cadenas, no es muy dado a dar hasta tres oportunidades a sus programas. Hasta ahora, el grupo tenía muy claro que, ya fuese en la parrilla televisiva de Telecinco o en la de su cadena hermana, tenían que obtener un programa de debate político en el «prime time», más aún si se tiene en cuenta el intenso año político que se está viviendo. Por eso calentó motores antes de las elecciones municipales y autonómicas y regresó en los inicios de un curso marcado por el referéndum soberanista del 27-S y las elecciones generales. ¿Aguantará hasta entonces?