Las cadenas se ponen en forma

Teledeporte llegó al 10,2 por ciento de «share» gracias al bádminton

Carolina Marín, la bicampeona del mundo de bádminton, durante el partido
Carolina Marín, la bicampeona del mundo de bádminton, durante el partido

Ocupa las portadas de los principales diarios, tanto los de papel como los digitales. Su imagen también ha servido para abrir la edición deportiva de los informativos de televisión. No se trata, aunque podría, ni de un equipo de fútbol, ni de baloncesto, ni siquiera de tenis. Hablamos de un deporte minoritario cuyos jugadores raras veces llegan a ser noticia.

Nos referimos al bádminton y la protagonista es Carolina Marín, quien, desde el domingo, ostenta el título de bicampeona durante dos años consecutivos. Además de haber conseguido ganar dos mundiales seguidos, y tener a la Prensa pendiente de ella, hay que reconocerle otro gran mérito: la mañana del 16 de agosto, mientras ella daba los últimos raquetazos a la pluma que la llevarían a la gloria, logró que la audiencia de Teledeporte llegase hasta un 10,2 por ciento de «share» y que estuviesen pendientes de esta victoria 244.000 espectadores.

Para un canal generalista, este dato al día siguiente de un partido de fútbol podría suponer un tremendo dolor de cabeza, ya que la media en estos casos estaría en torno al 20 por ciento de cuota de pantalla. Sin embargo, para Teledeporte, que suele tener una media de 1 por ciento al día y de un 1,6 al mes, el hecho de haber multiplicado por 10 su «share» del día en tan sólo 78 minutos es una excelente noticia.

El mismo domingo, el canal temático hizo una media del 2,1 por ciento de «share» impulsada, lógicamente, por este evento. Sin embargo, lo más visto del día fue el amistoso de baloncesto España–Senegal, seguido por 347.000 espectadores frente a los 244.000 que tuvo el bádminton.

Estos datos suponen una tremenda alegría para el canal de RTVE que, bajo la dirección de Echenique, pendía de un hilo por sus malos resultados. Además, en verano, cuando los audímetros también se ven afectados por la ola de calor y parece que les cuesta más trabajo subir unas cuantas décimas los datos de las cadenas, por lo que éstas reciben como un soplo de aire fresco los buenos datos de audiencia que les dan los eventos deportivos.

Hace justo una semana, Antena3 mejoraba sus datos gracias a la final de la Supercopa entre el Sevilla y el Barcelona, en la que la cadena consiguió una media del 30,7 por ciento de «share» entre el previo, los 90 minutos de partido, la prórroga y el postpartido. Entre estos cuatro espacios, lo que más seguimiento tuvo fue la prórroga, con un 39,5 por ciento y más de cinco millones y medio de espectadores. De este modo, el partido tuvo un 33,7 por ciento y casi 4 millones de seguidores.

TVE remontó con el ciclismo

El fútbol también ha rescatado las audiencias de Telecinco este mes, que ha logrado llegar al 22,3 por ciento de cuota de pantalla con el partido entre el Athletic de Bilbao y el Barcelona. Lo más visto de este espacio fueron los estrictos 90 minutos de partido (es decir, sin el previo ni el post), que fue seguido por más de 3 millones y medio de personas, lo que se traduce en un 30 por ciento de «share».

Fútbol, baloncesto, bádminton y... ¡ciclismo!, el famoso Tour de Francia otorgó en julio muy buenos datos a la tarde de TVE, lo que se espera que vuelva a suceder cuando comience la Vuelta ciclista a España.

Los canales de pago también ganan

En este juego de ver quién consigue mejores datos de cuota de pantalla, los canales de pago pocas veces obtienen buenos resultados. No obstante, el domingo, cuando aún Teledeporte no se había recuperado de los buenos datos de audiencia que le brindó el bádminton, Canal+ conseguía a las 17:00 horas un 1,2 por ciento de cuota de pantalla y 122.000 seguidores, gracias al partido entre el Manchester City y el Chelsea, siendo lo más visto del día en los canales de pago.