«Mentes criminales»: Nuevo jefe en la ciudad

Cautro emite el tercer capítulo de la novena temporada de «Mentes criminales»Hora: 21:45
Cautro emite el tercer capítulo de la novena temporada de «Mentes criminales»Hora: 21:45

Después de ocho temporadas en antena, la CBS confirmó la novena de una de las series más veteranas de su parrilla. Para que esto fuera posible, hubo que renegociar los contratos de dos de las actrices de su elenco, Kristen Vangsness y A. J. Cook, ya que cobraban menos que sus compañeros masculinos. El último episodio de la temporada anterior sentó frente al televisor a casi 10 millones de americanos. La serie se cataloga como un drama criminológico donde se narra el día a día de la Unidad de Análisis de Conducta (UAC) del FBI con sede en Quantico, Virginia. Los personajes son agentes especializados en descubrir a asesinos en serie y criminales por todo el territorio de EE UU. En esta nueva temporada que estrena Cuatro hay un jefe distinto en la unidad. Matt Cruz, que interpreta Esai Morales («Rapa Nui»), que se convierte en el responsable de la unidad tras la muerte de su predecesora a manos de un criminal imitador. Bajo sus órdenes tendrá al resto del equipo formado por Derek Morgan (Shemar Moore), Penélope García (Kirsten Vangsness), Spencer Reid (Matthew Jay Gubler) y David Rossi (Joe Mantegna) –que dirige el primer capítulo–. Después de estar varios meses indecisa, A.J. Cook, que interpreta a la agente Jennifer Jareau, regresará a la unidad, pero visiblemente cambiada, lo que despertará las suspicacias de sus compañeros, interesados en averiguar los motivos de su anterior marcha y elementos desconocidos de su pasado.

En esta nueva entrega abundarán las tramas sentimentales entre los protagonistas. Incluso el nuevo jefe sentirá aflorar sentimientos hacia su antigua compañera J.J. Si bien en los dos primeros capítulos el equipo viaja a Arizona para dar caza a un asesino en serie de mujeres, también tendrán que vérselas con otras tipologías: con un francotirador que siembra el pánico en Dallas durante el aniversario de la muerte de J.F.K., un criminal piadoso que deja mudas a sus víctimas, secuestros, asesinos lapidadores y estranguladores.

La crítica no se pone de acuerdo a la hora de calificar la serie que, a pesar de sus buenas cifras, peca de demasiados cambios de personajes y que, además, presentan unas tipologías muy marcadas (el guapo, el inteligente, el experimentado) con psicologías confusas en varios de ellos, que convierten al elenco «en un conjunto de juguetes rotos, haciendo que la audiencia se aburra», señaló «The New York Times».