Actualidad

Rubén Darío y su querida analfabeta

RTVE preestrenó ayer en Madrid la «tv movie» «La princesa Paca», en coproducción con La Cometa TV, que narra la relación entre el modernista y una joven jardinera que no sabía leer ni escribir.

RTVE preestrenó ayer en Madrid la «tv movie» «La princesa Paca», en coproducción con La Cometa TV, que narra la relación entre el modernista y una joven jardinera que no sabía leer ni escribir.

Publicidad

«Es la historia de una feminista que no sabía que lo era, ya que luchó contra las convenciones sociales y se amancebó con Rubén Dario en unos tiempos convulsos». Así define Joaquín Llamas la columna sobre la que se vertebra la «tv movie» «La princesa Paca», que narra la arrebatadora historia de amor entre Rubén Dario y la española Francisca Sánchez. Los protagonistas son la ganadora del Goya a la Mejor Actriz Revelación por «Un otoño en Berlín», Irene Escolar, y Daniel Holguín. Radio Televisión Española, en una coproducción impecable y bien cuidada junto con La Cometa TV, ha adaptado la novela de Rosa Villacastín sobre una pasión que se mantuvo en el tiempo entre dos personas que aparentemente no tenían nada en común.

Un amor que cambió su vida

En una mañana de 1898, a una jardinera la vida se le vuelve del revés cuando Rubén Darío –que paseaba por la Casa de Campo madrileña con Valle-Inclán– se prenda de ella. No era un capricho cualquiera. Él, que ya era considerado una personalidad de las letras, tanto por su labor como enviado especial del diario argentino «La Nación» como por su obra literaria, se enamoró de una mujer de origen muy humilde que era analfabeta. Por supuesto nada sabía del nicaragüense, que estaba casado con Rosario Murillo, pero ese gran inconveniente no frenó la relación. Francisca, bautizada como «La princesa Paca» por el poeta Amado Nervo, se enfrentó a su familia para vivir una relación ilegítima de largo recorrido, ya que duró 16 años. Durante ese tiempo ella aprendió a apreciar la poesía de su amante, a leer y a escribir, tuvo dos hijos, aunque sólo sobrevivió uno, se integró en el círculo intelectual de Rubén Darío e incluso aprendió a chapurrear algo de francés fruto de las largas estancias que pasó junto a él en París.

Publicidad

Aunque el máximo representante del modernismo literario en castellano nunca pudo divorciarse de Rosario Murillo, nombró a Francisca Sánchez heredera de todo su patrimonio. Darío murió en 1916. Décadas después, cuando ella ya estaba casada con José Villacastín, legó ese patrimonio que estaba en un baúl. Sólo se quedaría con las cartas de amor que se enviaron. Al preestreno, ayer, en el Ateneo de Madrid de «La princesa Paca» asistieron la presidenta del Congreso, Ana Pastor, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, Ángel Acebes, Ana Rosa Quintana, Natalia Figueroa, el equipo Cometa TV con su SEO Gerardo Iracheta al frente, Loles León, María Kosty y el equipo artístico de la producción al completo.