Televisa entra en el universo de Vargas Llosa

Imagen de la adaptación televisiva de «La reina del sur», de Pérez-Reverte
Imagen de la adaptación televisiva de «La reina del sur», de Pérez-Reverte

Desde hace décadas, Televisa es sinónimo de telenovelas. Junto a Telemundo forma un oligopolio que mueve miles de millones de dólares en el mundo gracias a su producción industrial de este formato. Sin embargo, el grupo mexicano no se pone límites. Hace unos días, a través de un comunicado, anunció el que puede que sea su proyecto más ambicioso hasta la fecha, no tanto en términos de rentabilidad como de prestigio: el rodaje de «El chivo», la adaptación televisiva de «La fiesta del chivo», una de las novelas más célebres, complejas, y con más trastienda del nobel Mario Vargas Llosa. Para ello, el gigante méxicano se ha unido a la productora colombiana RTI. Ambas también tienen entre manos la versión televisiva de otra novela magna del peruano, «Travesuras de la niña mala», que será dirigida por el colombiano Gustavo Bolívar («Sin tetas no hay paraíso»).

Aunque, Televisa no quiso dar más detalles a este periódico, se remitió al comunicado oficial, ya se han avanzado quiénes serán sus protagonistas. Y ahí no han arriesgado, ya que han contado con dos de los actores de televisión más populares de Iberoamérica: Julio Bracho Castillo y Eileen Moreno, que ya tiene su cetro entre las reinas de las telenovelas por sus papeles en «Hermanos y detectives» y «Por ella soy Eva».

Exteriores en Colombia

Del presupuesto, ni Televisa y RTI dicen nada, pero se da por hecho que será generoso, si se tiene en cuenta que el rodaje se hará casi en su totalidad en exteriores, concretamente en Barranquilla (Colombia), donde se recreará la República Dominicana de los años 50, durante el segundo mandato de dictador Rafael Leónidas Trujillo –al que se sucedieron sus delfines–, y cuando instauró un aparato de represión en el país absolutamente salvaje.

Es de esperar que la adaptación de «La fiesta del Chivo» tenga más suerte que la que tuvo Telemundo con la serie «La reina del sur» basada en la novela de Arturo Pérez Reverte, a la que le acompañó una injusta polémica. Coproducida con Antena 3, la telenovela protagonizada por Kate del Castillo, se convirtió en el estreno más visto en la historia de Telemundo y batió récords en los canales de habla hispana de Estados Unidos. Sin embargo, en México, fue censurada por una escena lésbica y la secretaria de Gobernación del país pidió que varios capítulos se emitieran a partir de las doce de la noche por su contenido violento. En el caso de «La fiesta del chivo», Televisa tendrá que tener cintura para sortear los arrebatos censores si es fiel al espíritu de la novela. En ella, no se ahorran detalles sobre cómo saciaba su voracidad sexual Trujillo, que se saltaba cualquier principio moral al forzar a las esposas e hijas de sus colaboradores. Sin embargo, algo está cambiando en el universo de las telenovelas, que prescinden en ocasiones de su exceso de azúcar para abordar temas tan controvertidos como el narcotráfico.