Detenida la «Ana Julia» de Elda

Dominique, de ocho años, fue asesinado el 30 de agosto de 2017 en extrañas circunstancias en el interior de su domicilio en Elda, Alicante

El crimen recuerda mucho al del pequeño Gabriel. Dominique, también de ocho años, fue asesinado el 30 de agosto de 2017 en extrañas circunstancias en el interior de su domicilio. En ambos casos, ha sido detenida la pareja del padre.

Dominique, de ocho años, fue asesinado el 30 de agosto de 2017 en extrañas circunstancias en el interior de su domicilio en Elda, Alicante. El menor había sido recibido en acogida por Daniel y Penélope hacía años, pero el matrimonio se separó. Se establecieron entonces turnos de custodia y el pequeño debió acostumbrase a convivir también con Alejandra, la nueva pareja del padre. Precisamente es esta última la que ha sido detenida por agentes del grupo de homicidios de la Comisaría General de Policía judicial a primera hora de la mañana y a esta hora se encuentra detenida en los calabozos de la Comisaría de Elda. Han sido meses de laboriosa investigación hasta llegar a determinar que todo lo que contó Alejandra era absolutamente falso.

Ella contó que el día de los hechos, cuando salía del domicilio junto al pequeño Dominique, dos individuos enfundados en monos de cuero, con guantes del mismo material y cascos de moto les abordaron con violencia y les obligaron a regresar a la casa. Allí, según su versión, fue golpeada salvajemente, atada y le pusieron una bolsa en la cabeza, pero extrañamente no le quitaron el móvil que usó tras recuperar la consciencia y a pesar de las circunstancias descritas antes. Pudo hacer dos videollamadas a sus padres para advertirles del asalto.

Sometida a un análisis riguroso, la versión de la pareja del padre hacía aguas por todos lados, lo que sumado a los indicios recopilados por los investigadores ha conducido a la detención de Alejandra a primera hora de esta mañana. El crimen recuerda mucho al del pequeño Gabriel. Coincide la edad de las víctimas, ocho años, y que en ambos casos es la pareja del padre la que acaba detenida por los investigadores. En Almería, Ana Julia Quezada confesó el crimen.