El abogado de Rosario Porto ataca a su psiquiatra por venderla como psicópata

El abogado José Luis Gutiérrez Aranguren, que representa a la madre de la niña hallada muerta el 22 de septiembre de 2013 en una pista forestal de Teo (A Coruña), ha atacado hoy al psiquiatra Narcisco Carrero, que atendió a Rosario Porto, por vender a su patrocinada como una "psicópata".

En los juzgados compostelanos de Fontiñas, donde este profesional declara hoy como imputado por la presunta comisión de un delito de vulneración del secreto profesional, este letrado ha señalado a los informadores que no espera "gran cosa"de este testimonio y que pueden "darse dos circunstancias, que Carrero se acoja a su derecho a no declarar o que declare".

Ha recordado que existen muestras gráficas sobradas de sus comparecencias y manifestaciones sobre datos clínicos de Rosario Porto, y que este es un hecho "objetivo e incuestionable", por lo que "no sé si pretenderá dar algún tipo de explicación a esta situación pero, vamos, desde luego que no la tiene".

Preguntado a qué se podría enfrentar Narciso Carrero, ha contestado Aranguren que a una pena de prisión baja "evidentemente"y de no cumplimiento, pero lo importante "es que dé a mi cliente la satisfacción moral de pagar por lo que dijo indebidamente"puesto que actuó para "redondear un perfil de psicópata absolutamente injustificado", pero que "en boca de una persona experta en psiquiatría tuvo una trascendencia importante".

Y por ello la opinión pública tiene hoy "una percepción todavía peor"de la "persona"de Rosario Porto, una abogada acusada del asesinato de su hija que esta mañana llamó a Gutiérrez Aranguren desde el penal coruñés de Teixeiro, donde está internada desde el 27 de septiembre de 2013, aunque él no pudo atender esa llamada y por este motivo no sabe cómo está.

Preguntado por si el asunto de hoy la inquieta, Aranguren ha indicado que "no es lo que más le preocupa; su preocupación es otra, la pérdida de su hija".

También ha informado de que el examen psiquiátrico forense hecho a Rosario Porto ha concluido pero todavía no existe un informe del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga).

Rosario Porto y su exmarido y padre de Asunta, el periodista Alfonso Basterra, se encuentran en régimen de prisión provisional comunicada y sin fianza acusados de este crimen.