Actualidad

El pozo donde cayó el pequeño Julen no tenía permisos, según la propia Junta

Carecería del preceptivo informe técnico de la Junta de Andalucía, necesario para que el consistorio otorgue el permiso de obra

El pozo en el que se busca al pequeño Julen, en la localidad malagueña de Totalán, carecía de permiso de obra, tal y como habría reconocido la propia Junta de Andalucía. Según informa el diario El País en su edición digital, el agujero no contaría con el informe técnico correspondiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta, imprescindible para que el Ayuntamiento de Totalán hubiese concedido la licencia de la obra.

Publicidad

El pocero responsable de la perforación del pozo donde se cayó Julen ha asegurado que hace poco más de un mes tapó el agujero con una piedra y después le añadió arena encima.

Es lo que ha declarado ante la Guardia Civil hasta en dos ocasiones. Pero profesionales de la zona cuentan que lo habitual, es rellenar todo el canal. Según el pocero, alguien tuvo que retirar la piedra. Alguien había dibujado un surco de hasta cinco metros de diámetro y que el terreno había sido rebajado medio metro: justo la profundidad donde se encontraba la piedra que hacía de tapón.

Publicidad

El pocero añade que eso solo podía ser posible con excavadora.