En el 90% de los casos de suicidio hay un trastorno previo

La Razón
La RazónLa Razón

-¿Se puede relacionar el suicidio con la presión que sufre una persona?

- En realidad no sabemos por qué las personas se suicidan, sólo que tienen cierta vulnerabilidad. Existen varios factores de riesgo, a los que se suma la ausencia de factores de protección y otros precipitantes. Todo ello influye en la vulnerabilidad previa y terminan por desbordar a la persona.

-¿Existen problemas mentales previos?

- Sí, en el 90 por ciento de los casos hay un trastorno. Y de éstos, en seis de cada diez casos son trastornos depresivos.

-¿Al problema mental se suman otros condicionantes?

- No se dan en todas las ocasiones, pero si se presupone una comorbilidad como el abuso de drogas o alcohol, el riesgo se multiplica por cuatro.

-¿Las personas con ideas suicidas suelen acudir al médico para tratarlas?

- La ideación suicida sigue teniendo un estigma social y eso hace que la persona que la sufre, así como su entorno, lo oculten. No acuden a los profesionales, no hablan de ello y, por lo tanto se lo tragan y es peor. En el caso de las actrices porno podrían sufrir un doble estigma, por eso es más difícil que busquen ayuda.

-¿Qué papel juegan las redes sociales en la difusión de estas ideas?

- Su papel se ha magnificado, pero si que es cierto que puede ser un arma de propagación. Pero las grandes empresas, como Facebook o Google, ya están tomando medidas para evitarlo. También hay que tener cuidado con las páginas web en las que es fácil encontrar el anuncio: ‘Si quieres suicidarte, mándame un email’. Del mismo modo, es muy fácil que los buscadores te lleven directamente a las páginas que animan al suicidio.

- En España, ¿cómo está este problema?

Estamos muy lejos de tener políticas de prevención, a pesar de que cada día se quitan la vida 10 personas. Nos queda mucho por recorrer.

* Presidente Sociedad Española de Suicidología