España no logra más cuota de atún rojo por culpa de Bruselas

El sector presentará una queja sobre la Comisaria de Pesca. El Comité Científico admitió que aumentarla en 500 toneladas no suponía ningún riesgo para la especie

El atún rojo no es una especie en peligro de extinción y, aunque muchos, incluida la comisaria europea de pesca, quieran ver a este túnido como una especie símbolo, lo cierto es que el stock de la población del Mediterráneo y del Este va recuperándose. No sólo lo dice el sector pesquero, sino que el propio Comité Científico había admitido que aumentar en 500 toneladas la cuota no supondría ningún peligro para la sostenibilidad del stock». Si bien, la negativa de la Comisión Europea durante la reunión de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), que concluyó ayer en Ciudad del Cabo (Suráfrica), ha impedido cualquier incremento de la cuota para 2014. Dando así al traste a la batalla liderada por España para tratar de elevar la cuota, como informó ya este periódico. Así, el TAC total se mantendrá en 13.400 toneladas, de las cuales 2.504 irán para España, el principal país en la pesquería del atún rojo.

Un jarro de agua fría para el sector, máxime cuando en el caso del stock del atún rojo del oeste Atlántico (de gran interés para EE UU, Japón y Canadá), a pesar de estar su población notoriamente más mermada, «la CE ha apoyado el mantenimiento de la cuota a niveles incompatibles con el plan de recuperación en vigor (1.750 toneladas) y contrarios a la opinión del Comité Científico», como informaron desde el Ministerio de Agricultura. «Es una incoherencia impresionante. No tiene ningún sentido establecer la misma cuota para ambos stocks, cuando uno (el Mediterráneo y este Atlántico) está recuperándose y la biomasa de la del oeste tiene problemas», denunció Javier Garat, secretario general de Cepesca y presidente de Europêche.

Opinión que comparte el secretario general de Pesca del citado Ministerio, Carlos Domínguez. «Resulta contradictorio mantener los stocks, cuando la población del Mediterráneo ha mejorado notoriamente, y en cuanto a la del oeste los científicos no saben si la del oeste está bien o podría estar en situación de colapso. Mientras que nosotros cumplimos con el plan de recuperación más que de sobra, la recuperación de la del oeste se retrasará hasta 2024», afirmó Domínguez.

Por todo ello, el sector va a «presentar una queja formal ante el presidente de la Comisión Europea y los estados miembros por la forma de actuar de la comisaria europea, más cercana a posturas ecologistas», avanzó Garat.

Lo más curioso es que haya sido la CE la que haya impedido ese aumento: «Los que han creado el problema son ahora los ultraconservadores. España es el único país del ICCAT que ha mantenido constante el número de barcos cerqueros desde que se adoptó la medida de no aumentar el esfuerzo de pesca para estas flotas en 1991. Mientras, la UE entre 1991 y 2006 ignoró estas medidas al favorecer la construcción de grandes flotillas de cerqueros (Francia e Italia) que contribuyeron a la sobrepesca. Subvencionó su construcción y después subvencionó su desguace y ahora van de ultraconservadores», concluye José Luis Cort, investigador titular del IEO y quien fuera presidente del Comité Científico del ICCAT entre 1989 y 1993.

España gana el pulso a Ghana

«H emos logrado que Ghana vaya a recibir una carta de advertencia en la que se le informará de los incumplimientos detectados por España. De seguir con la pesca ilegal, podrá ser sancionada, pudiéndosele prohibir la entrada de sus productos pesqueros en la UE», dijo Domínguez. La otra buena noticia, es que el Gobierno «ha logrado modificar las temporadas de pesca de cebo vivo en el Atlántico, lo que permitirá a la flota canaria poder faenar atún rojo», añadió. Lo negativo, se rechazan las propuestas para la conservación del tiburón, como la prohibición del aleteo.