Fertilitas: ser padres naturalmente

El centro cumple un año desde que introdujo en España la naprotecnología, un procedimiento médico estadounidense que está revolucionando el mundo de la fertilidad

El centro cumple un año desde que introdujo en España la naprotecnología, un procedimiento médico estadounidense que está revolucionando el mundo de la fertilidad

El ritmo de vida actual, una mala alimentación, la contaminación, el aumento de la edad o las enfermedades son algunas de las causas que pueden afectar a la fertilidad de las parejas, que recurren cada vez con más frecuencia a tratamientos asistidos. Alrededor del 17% que está en edad de tener hijos - aproximadamente unas 800.000 - sufren infertilidad.

¿Y si hubiera una solución natural para tratar este problema? Como nos desvela Álvaro Ortega, director de la clínica Fertilítas, “la naprotecnología está revolucionando el mundo de la fertilidad”. Se trata de un procedimiento médico desarrollado en EEUU basado en el diagnóstico de la raíz de los problemas de la fertilidad para su tratamiento efectivo.

Esta técnica revolucionaria ha llegado recientemente a Europa, en Polonia e Irlanda y ahora a España de la mano de Fertilitas. "En nuestro país somos líderes mundiales en técnica de reproducción artificial y cuando conocimos la naprotecnología supimos que era importante ofrecer una alternativa", índica Álvaro. Hoy, esta clínica con una larga lista de expertos en esta ciencia de reproducción, cumple su primer aniversario ayudando a matrimonios con problemas de infertilidad a "ser padres naturalmente".

Álvaro nos habla sobre las diferencias con otros métodos de reproducción: “La naprotecnología fundamentalmente va al diagnostico de los problemas de fertilidad abordando el problema de raíz y no saltando por encima como hacen el resto de tratamientos de fertilidad”. Nos confiesa también que en esta técnica lo realmente importante es la salud de los pacientes , que es restaurada tanto con una parte clínica como quirúrgica, devolviéndoles así su fertilidad y dándoles la posibilidad de ser padres de forma natural.

“Todo empieza por el reconocimiento del ciclo reproductivo natural de la mujer” según nos explica la Dra. María Lombarte, ginecóloga especialista en naprotecnología. Una vez se ha realizado el estudio durante dos meses del ciclo menstrual se lleva a cabo el implantamiento de un tratamiento. En un máximo de cuatro meses desde que la paciente decide ponerse en manos de Fertilitas, los futuros padres comenzarán con el tratamiento.

Cuenta la doctora que uno de sus caso más recientes fue una pareja que acudió a Fertilitas después de tres años de esterilidad primaria: "Se hizo un estudio, se observo una obstrucción en una de las trompas, un mioma uterino, alteraciones endocrinas de tipo tiroides... Solucionando estos problemas y haciendo una buena observación del ciclo a través del método Creighton, después de seis meses con nosotros consiguieron un embarazo", finaliza Lombarte sonriendo.

La tasa de éxito más alta en naprotecnología está en su diagnostico. "Hasta en el 99% de los casos se logra llegar a los motivos o causas que no permiten a la pareja tener un embarazo", afirma la doctora. En cuanto a la tasa de conseguir finalmente ese esperado embarazo varía según los países. "En Irlanda se ha publicado un tasa del 60%. En EEUU, según los estudios y aplicando determinados tipos de cirugía, se llega a hablar de un 80%". Sin embargo, María añade que no querría caer en el error de centrarse solo en esos éxitos, aunque sabe que es importante: "El diagnostico me parece lo primordial".

A parte del equipo directivo, con Álvaro en la cabeza, y el equipo médico, ginecólogos y cirujanos especialistas en naprotecnología, existe otras personas fundamentales para el proceso. Se trata de las monitoras del método Creighton que acompañan a los matrimonios en el proceso de registro y observación del ciclo de la mujer para poder ver alteraciones y reconocer así las fases de fertilidad e infertilidad realizando pruebas diagnosticas en día concretos que, posteriormente, serán valoradas por el médico. "Para nosotros no solo existe el compromiso científico, lo que se puede ofrecer médicamente, sino también el acompañamiento humano que existe durante todo el proceso", nos comenta Cecilia Zinícola, una de estas monitoras. Tal vez este último motivo sea la razón de que Fertilitas introduce un factor fundamental más en su equipo: los matrimonios mentores. Se trata de aquellos padres que ya han pasado por el proceso de naprotecnología y acompañan a las nuevas parejas en el camino. "Sabemos que tienen un rol fundamental porque ellos han tenido la experiencia de haber vivido en carne propia toda esta vivencia".