Historias en tránsito

Un proyecto de la Fundación por el Desarrollo Comunitario, impulsado por Obra Social La Caixa, usa el teatro como vehículo para hablar de migraciones

Un proyecto de la Fundación por el Desarrollo Comunitario, impulsado por Obra Social La Caixa, usa el teatro como vehículo para hablar de migraciones

La salud no viene simplemente a partir de la ausencia de enfermedad, sino que existen fenómenos gracias a los cuales podemos incidir y mejorar este aspecto. Las relaciones sociales, la cultura, la participación en actividades comunitarias ofrecen a las personas la oportunidad de disfrutar, de reír, de actuar y, por lo tanto, de mejorar su bienestar y su salud.

En este contexto, en febrero de este año, la Fundación por el Desarrollo Comunitario puso en marcha el proyecto Historias en Tránsito, que se desarrolla en el marco del programa «Disfrutar mejora la salud», el cual pretende relacionar salud y cultura. «El proyecto pone el foco en los procesos de migración que tienen lugar en L’Hospitalet, concretamente en Collblanc-La Torrassa, un distrito diverso en el que conviven 122 nacionalidades y se hablan hasta 80 lenguas diferentes», explica Emma de la Haba, coordinadora del proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural (ICI) en l’Hospitalet, impulsado por Obra Social La Caixa. «El fin de esta iniciativa es utilizar el teatro como recurso para hablar acerca de las migraciones que muchos vecinos han vivido, personas que no se han dedicado nunca al teatro, pero que a través de éste y de su lenguaje pueden hablar de sus experiencias», señala la coordinadora.

El proyecto se puso en marcha en el mes de febrero pasado, cuando se iniciaron las primeras sesiones, en la que las 15 personas participantes en el programa explicaron sus vivencias, para a continuación crear una historia genérica que hable de todas sus experiencias, tanto las vividas en primera persona como las que conocen a través de vecinos y personas allegadas. Cada jueves, de 18 a 19:30 se reúnen en un espacio cedido por la biblioteca del distrito para concretar el guión y llevar a cabo los ensayos de cara a realizar la actuación final el próximo 20 de mayo en el Teatro Juventut de l’Hospitalet, que cede su auditorio de forma gratuita.

«Esta actividad permite crear relaciones entre personas que nunca se habrían conocido, así como ampliar su red de apoyo, lo que finalmente contribuye a una mejora del bienestar y la salud de estas personas», asegura Emma de la Haba, quien pone de relieve que para los usuarios del programa «ésta es una oportunidad de expresar cosas que se guardaban y hacer relaciones». «El objetivo es el de caminar hacia una receta social que se expida desde los ambulatorios del distrito», concluye.