Sexismo en publicidad: "Mi escote puede vender cualquier cosa"

Fotograma de la campaña
Fotograma de la campaña

"Vendo mi cuerpo por una hamburguesa", "Me encanta sacrificar mi dignidad por una copa", "Me encanta acostarme con hombres que no saben mi nombre"o "Mi escote puede vender cualquier cosa". Estos son algunos de los mensajes de una campaña que denuncia el sexismo en la publicidad.

"Vendo¡ería mi cuerpo por una hamberguesa", "Me encanta sacrificar mi dignidad por una copa", "Me encanta acostarme con hombres que no saben mi nombre", "Mi escote puede vender cualquier cosa"o "¿la llave de mi corazón?, un hombre que huele a vagina". Estos son algunos de los impactantes mensajes de una campaña contra el sexismo en la publicidad realizada por la publicista Madonna Badger para intentar cambiar las reglas del marketing y la publicidad.

Badger, que ha anunciado que su agencia no realizará nunca anuncios de este tipo, lanzó el vídeo de forma anónima a principios de enero y ha recibido más de un millón de visitas en cerca de 170 países.

La idea surgió entre 2007 y 2009 pero no ha sido hasta ahora cuando ha decidido ponerla en marcha. El proceso fue sencillo. A finales de año realizó una búsqueda en Google sobre la cosificación de la mujer y le aparecieron cientos de ejemplos publicitarios. De ellos, escogió unos cuantos y seleccionó a varias modelos para que dijeran con sus propias palabras los mensajes que querían dar cada uno de los anuncios. El resultado ha sido una campaña muy impactante.