Actualidad

La enseñanza que rompe la brecha digital

Fundación Telefónica y La Caixa Con su programa ProFuturo contribuyen a que niños y niñas de entornos vulnerables tengan una experiencia educativa de calidad

Fundación Telefónica y La Caixa Con su programa ProFuturo contribuyen a que niños y niñas de entornos vulnerables tengan una experiencia educativa de calidad.

Publicidad

La educación es una eficaz herramienta para tratar de combatir las desigualdades, una plataforma desde la que luchar para salir de la pobreza y la ausencia de ésta no hace más que acrecentar la brecha, algo especialmente evidente desde la irrupción de la tecnología en nuestra vida cotidiana. Por ello, en 2016, Fundación Telefónica y La Caixa pusieron en marcha ProFuturo, un programa de educación digital que ya ha llegado a 8,2 millones de niños y niñas en 28 países de Latinoamérica, África subsahariana y Asia.

El fin último de este proyecto es contribuir a que niños y niñas de entornos vulnerables tengan una experiencia educativa de calidad y, en consecuencia, igualdad de oportunidades. Además, con la intención de garantizar la sostenibilidad y escalabilidad del programa, ProFuturo ha formado a 300 mil docentes y ha firmado acuerdos con gobiernos y socios locales. Y es que éste es un proyecto de futuro, que aspira a llegar a 10 millones de niños en 2020 y a 25 millones en 2030.

Esta iniciativa nació a partir de una conversación entre César Alierta, presidente de la Fundación Telefónica y de ProFuturo, y el Papa, quien le dijo que «los niños del tercer mundo nunca podrían salir de la pobreza porque no tienen acceso a la educación». «Desde entonces, en estos tres años hemos trabajado sin descanso para llevar educación de calidad a los lugares más remotos del planeta y asegurarnos que ningún niño se quede atrás», añade.

Así pues, en 2016 ProFuturo empezó a expandirse por África subsahariana y Latinoamérica tras una primera prueba piloto en Angola y cerró el año con presencia en 16 países, en los que llegó a 3,5 millones de niños. Un año después, ProFuturo desembarcó en Asia y en la actualidad aborda su llegada a cinco países de la Comunidad del Caribe, como son Las Bahamas, Barbados, Belize, Guyana y Jamaica.

Publicidad

En definitiva, la propuesta se singulariza por su carácter integral, es decir que abarca desde la formación docente hasta el aprendizaje de los niños de primaria a partir de experiencias digitales e innovadoras y todo ello basado en un modelo pedagógico personalizable, que se puede implantar en cualquier entorno vulnerable. En este contexto, ProFuturo está ya presente en 3.447 escuelas de 28 países de África, Asia y Latinoamérica, donde, como señala el vicepresidente de ProFuturo y presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé, «ha contribuido a romper la brecha digital y ha marcado un antes y un después en la vida de muchos niños y jóvenes». «Seguiremos apostando por la tecnología y la educación para abrir la puerta a nuevas oportunidades», concluye.