Actualidad

La paz también se puede programar

La Fundación Scholas Ocurrentes colabora con Obra Social «la Caixa» para acercar la programación a jóvenes como herramienta para resolver conflictos

La Fundación Scholas Ocurrentes colabora con Obra Social «la Caixa» para acercar la programación a jóvenes como herramienta para resolver conflictos.

Publicidad

En la era de la tecnología, en la que la juventud pasa gran parte de su tiempo ante la pantalla, es necesario formar a nuestros jóvenes en un uso apropiado. Es en este contexto en el que se explica el proyecto educativo Programando por la Paz, una iniciativa impulsada por la Fundación Scholas Ocurrentes y Code.org, que trabaja para acercar a los jóvenes de diferentes nacionales y contextos socioeconómicos la programación como herramienta para crear y proponer iniciativas generadoras de paz.

Ahora, desde el 26 de octubre y durante todo el mes de noviembre, 20 jóvenes de Madrid están viviendo la primera experiencia en España de Programado por la Paz, una iniciativa que arrancó el pasado mes de marzo en el Vaticano. La idea es que estos jóvenes aprendan a aprovechar la tecnología y a usar su poder creativo para resolver retos planteados. En esta primera experiencia española han participado también la Obra Social «la Caixa» –con la aportación de 50.000 euros y la puesta a disposición de su centro CaixaForum Madrid– y KeepCoding, un centro de formación de alto rendimiento en programación y tecnología, que ha cedido a sus formadores expertos para participar en los talleres del programa.

En la experiencia española participan diez chicas y otros tantos chicos de entre 15 y 21 años procedentes de escuelas seleccionadas por EduCaixa, que se reúnen una vez por semana durante un mes en CaixaForum Madrid para crear y proponer de forma conjunta soluciones a problemas de su entorno a partir del lenguaje de la programación.

En el caso concreto de la primera experiencia española de este programa, el objetivo planteado es el de «aprender a convivir con el conflicto que suponen las relaciones». Al respecto, Ramón Maldonado, director de bootcamp para «Aprender a programar desde cero» de KeepCoding, comenta que «la programación de ordenadores es la forma de resolver el conflicto de entendimiento entre la forma de pensar abstracta, multifuncional y compleja del ser humano, con la forma de pensar lineal y sencilla de un ordenador». De manera que, más allá de las soluciones concretas que arroje la experiencia, «servirá también para promover actitudes personales que lleven al entendimiento entre personas, a la aceptación de otros enfoques y formas de ver y, en definitiva, ser capaces de gestionar las discrepancias internas y externas sin perder la paz».

Publicidad