La Policía detiene a 17 grafiteros que causaron daños por 465.000 euros

La Policía han detenido a 17 grafiteros que causaron daños que ascienden a 465.000 euros, realizando pintadas en trenes, vagones y estaciones ferroviarias. Los arrestados actuaban en Valencia, Madrid, Alicante y Murcia y llegaron a pintar una superficie de más de 3.400 metros cuadrados.

Durante la investigación policial, los agentes detectaron que los grupos de grafiteros más activos utilizaban las siglas IBS, UBTES, ASK y TDPS y sus integrantes firmaban con varios seudónimos o “tag”. Sus principales víctimas eran los medios de transporte en Valencia, Alicante, Madrid y de la Región de Murcia.

Los grafiteros solían actuar en grupo, con un plan preconcebido y un reparto de tareas entre sus miembros, de tal manera que mientras unos vigilaban, otros pintaban y otros grababan con sus teléfonos, cámaras de vídeo o cámaras fotográficas para después difundir las imágenes en Internet y en distintas redes sociales. Antes de actuar, los miembros de estos grupos habían estudiado el lugar y a los miembros de seguridad privada que vigilaban los recintos.

Accedían al lugar donde se encontraban los trenes estacionados -finales de vías, vías muertas, talleres y zonas de limpieza- y causaban, a veces, daños en las puertas, verjas, perímetros de seguridad y tejados, para posteriormente realizar los grafitis.

Finalmente, los agentes localizaron y arrestaron a 17 personas e imputaron a otras 18 por estos hechos. A todas ellas se les atribuyen 133 delitos de daños y un robo con fuerza. Los daños causados ascienden a más de 465.000 euros, con una superficie pintada en trenes, vagones y estaciones de más de 3.400 metros cuadrados.

La investigación ha sido realizada por la Sección Operativa Central de la Brigada Móvil-Policía en el Transporte de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana y ha contado con la colaboración de la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia.