La policía impide correr en Sanfermines a una embarazada de ocho meses

La mujer, de nacionalidad extranjera, desconocía los riesgos de la carrera. Cuando los agentes le explicaron en qué consistía, decidió abandonar la carrera

Imagen de archivo de un encierro.
Imagen de archivo de un encierro.

La mujer, de nacionalidad extranjera, desconocía los riesgos de la carrera. Cuando los agentes le explicaron en qué consistía, decidió abandonar la carrera.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes, durante el primer encierro de las populares fiestas de San Fermín. La Policía de Pamplona no podía dar crédito a la escena que se estaba sucediendo: una mujer de nacionalidad extranjera pretendía correr con un avanzado embarazo. Ante esta imprudencia, los municipales actuaron con rapidez y la desalojaron del recorrido.

Cuando los policías le explicaron los riesgos que conllevaba el encierro, la turista se sorprendió. Asegura que "no conocía con exactitud la fiesta". Tras las explicaciones de las autoridades, la mujer abandonó el itinerario convencida del peligro.

Aunque la ley prohibe participar en encierros si se está en estado de embriaguez o bajo el efectos de las drogas, no existe ninguna especificación para las embarazadas. A pesar de todo, este acto temerario que sorprendió a miles de personas ha resultado ser un error. Afortunadamente, se trata de un descuido que gracias a las autoridades se solucionó rápidamente.