MENÚ
domingo 24 febrero 2019
06:13
Actualizado

Las adopciones de gatos ya superan las caninas

Los nuevos modelos de familia tienen dificultades para ocuparse de un perro y encuentran en el gato el perfecto animal de compañía

  • Tener un animal de compañía enseña responsabilidad y respeto a los más pequeños
    Tener un animal de compañía enseña responsabilidad y respeto a los más pequeños
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

24 de septiembre de 2016. 01:55h

Comentada
Madrid. 24/9/2016

Silvestre, Hello Kitty, Garfield o Thomas O’Malley son sólo los más conocidos de los gatos con los que ha crecido la sociedad española: se estima que vivían 2.265.980 en los hogares de nuestro país en 2015. Sorprende lo elevado de la cifra si tenemos en cuenta el aura de misterio que, aún así, sigue rodeando a estos felinos.

A pesar de lo acostumbrados que estamos a interactuar con gatos, estos animales arrastran la reputación de ser traicioneros, desapegados e independientes. Pero Carmen Ramírez, presidenta de la asociación Protección Felina, lo ve claro: «la mala reputación de los gatos no es más que desconocimiento». Quizá por eso es especialmente importante organizar un encuentro con el que entrenar a los propietarios y prepararlos para saber interpretar lo que quiere decir su animal de compañía con determinadas conductas.

Hoy, la plaza del Encuentro de Moratalaz se transformará, entre las 10:00 y las 20:00 horas, en un lugar de intercambio donde compartir con profesionales las inquietudes acerca del cuidado o comportamiento de nuestro gato e incluso sobre cuestiones jurídicas relativas a su tenencia. Además, los propietarios podrán hacerse con mobiliario dirigido tanto a la protección del animal, principalmente mallas para cubrir las ventanas, como a su entretenimiento, satisfaciendo su naturaleza dinámica y cazadora. La iniciativa Gatópolis pretende derribar los muros que se alzan entre estas mascotas y sus propietarios mediante el asesoramiento de expertos y veterinarios.

Pero esta feria de los amantes de los felinos no se dirige únicamente a quienes ya tienen uno en casa. Diversas asociaciones harán posible la adopción de perros y gatos que buscan una familia, verificando en cada caso que ésta pueda hacerse cargo de la mascota de manera responsable. Desde la Asociación Protectora de Animales, Arancha Sanz nos recuerda que hay elementos a tener en cuenta antes de realizar una adopción.

Es necesario valorar los medios de que se dispone, «pero no únicamente en el ámbito económico, ya que si vivimos en una casa alquilada, por ejemplo, tenemos que estar seguros de que están permitidos los animales». Es fundamental también el acuerdo de todos los miembros de la familia, porque hacerse cargo de un animal de compañía requiere un compromiso. Pero «adoptar uno es hacer sitio para que otro tenga un refugio», añade.

Y es que, aunque son muchos los gatos domésticos, las calles son testigos de la gran cantidad que hay de felinos sin hogar, especialmente después de las vacaciones de verano. Como remedio a este problema se ha propuesto un nuevo protocolo de gestión de colonias urbanas que va más allá de la esterilización que ya se practica. Gracias a esta normativa se confiere a los gatos callejeros de Madrid una protección que limita la eutanasia y fomenta la adopción de estos animales que vale la pena aprender a conocer, porque son diferentes a los perros. «Un gato no obedece, te trata de tú a tú», señala Carmen, una diferencia que supone un reto y hace incluso que muchas personas se entiendan mejor con los felinos. Además, las necesidades de los gatos encajan mejor dentro de nuestro modo de vida actual que el tiempo y los cuidados que requiere un perro. Aunque reordena la jerarquía tradicional, encajando mejor en el concepto de animal de compañía que en el de mascota, ello no quiere decir que sea un animal menos afectuoso. Por todo esto, es necesario abandonar la leyenda negra que rodea a un compañero capaz de enseñar a los más pequeños de la casa la responsabilidad y madurez que requiere tener obligaciones y el respeto por los seres vivos.

«Es raro que nuestro gato salga de casa»

La creciente inclinación de la sociedad actual por los gatos como animal de compañía puede verse fácilmente reflejada en el espacio que dedican los grandes almacences al cuidado de estos animales. Poco a poco, vamos desterrando la imagen tradicional que presentaba a este felino como un ser independiente que abandona con frecuencia el hogar. Aún así, no podemos olvidar que, como en el caso de los perros, la identificación mediante un chip es obligatoria y evita disgustos innecesarios.

Últimas noticias