Los provida preparan acciones ante la campaña electoral

Quieren que los candidatos se retraten en su compromiso con la vida

Imagen de una marcha a favor de la vida en Madrid el pasado año.
Imagen de una marcha a favor de la vida en Madrid el pasado año.

“No hay nada nuevo”. Así definió a LA RAZÓN el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, la admisión a trámite del Proyecto de Ley a través del cual el Gobierno pretende modificar la legislación sobre aborto aprobada por el Ejecutivo de Zapatero sólo en lo que se refiere al consentimiento paterno en menores de edad. Según dijo, lo que se pudo ver ayer es “una parte del Parlamento defendiendo un derecho al aborto como si el niño no existiera” y al Partido Popular “defendiendo una reforma que es difícil de defender”.

En cualquier caso, reconoce el valor de los diputados del Grupo Popular que han votado en contra “porque no están dispuestos a reconocer el derecho al aborto”, de los que dijo que “dignifican a la clase política”.

El presidente del Foro de la Familia tuvo también palabras de reconocimiento al portavoz de UPN, Luis Salvador, del que alabó su coherencia al votar a favor de la admisión a trámite del proyecto porque “va a proponer enmiendas”. “La incoherencia del PP la ha convertido Carlos Salvador en coherencia”, añadió.

Benigno Blanco reconoce que estar a favor de la vida y en contra del aborto es “ir contracorriente”, aunque apunta que, tal y como han demostrado las últimas manifestaciones, “somos muchísimos los que pensamos que hay que defender la vida y que queremos dar la cara”. “Hoy somos una minoría política, pero una mayoría social amplia”, apuntó, para señalar que la respuesta a esta proposición legislativa no puede ser otra que la que las asociaciones provida mostraron cuando el presidente del Gobierno decidió retirar la reforma de Alberto Ruiz Gallardón: “Es la hora de la sociedad civil y no vamos a para hasta que cambiemos la tendencia”.

La tarea más inmediata tiene que ver con hacerse presente en la opinión pública con el derecho de manifestación -aunque por el momente se descartan movilizaciones de este tipo- la libertad de expresión, de reunión y de voto para defender del derecho a la vida y que se convierta en mayoría política. En concreto, en el marco de las elecciones municipales y autonómicas del próximo 24 de mayo.

Según explicó Benigno Blanco, el Foro de la Familia presentará una serie de propuestas a los candidatos municipales y autonómicos para que, en el marco de sus competencias, desarrollen políticas de defensa de la maternidad y de la vida. “Tienen competencias en asistencia social y pueden poner en marcha iniciativas en favor de la mujer embarazada. Se lo recordaremos para que se retraten”, concluye.

Desde Más Vida, su presidente, Álvaro Ortega, se mostró “totalmente decepcionado” por la postura del Partido Popular en este sentido y lamentó que proponga “un parche” y “no se aborde la cuestión trascendental, que es el derecho a la vida del no nacido y que sí recogían en el proyecto de ley anterior”. De hecho, Ortega, que estuvo ayer en la tribuna de invitados del Congreso de los Diputados, constató que el portavoz popular no citó en ningún momento el derecho a la vida, lo que calificó de “gran error”. “Los ciudadanos confiábamos en el primer proyecto, pero se ha retirado para intentar contentar a la izquierda que, aún así, va a votar en contra. Algunos diputados del Partido Popular nos han reconocido problemas de conciencia. Nosotros les hemos dicho que voten según sus convicciones aunque les amenacen con una sanción”, añadió Ortega.

En este sentido, anunció que si el Grupo Parlamentario Popular decide sancionar a los diputados que no sigan la disciplina de voto. Más Vida y otras organizaciones provida comenzarán una campaña ante la opinión pública para denunciarlo y para decir que “multar a estos diputados es multar a los ciudadanos que defendemos el derecho a la vida, nos multan a todos”.

Además, como asociación de jóvenes, Más Vida se propone seguir trabajando para que la sociedad y la clase política caiga en la cuenta de “estamos hablando de vidas humanas, de un derecho fundamental”. De hecho, reconocen que son cada vez más jóvenes los que se acercan a su organización para informarse y trabajar por el derecho a la vida.