La Comisión Europea valora el esfuerzo de España en la aplicación de la Directiva de Inundaciones

La Comisión Europea (CE) ha reconocido el esfuerzo llevado a cabo por España y las comunidades autónomas en la aplicación de la Directiva de Inundaciones, a través de dos informes recientemente publicados, según ha informado el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA). En este sentido, ha indicado que en un primer informe la CE destaca la labor realizada a la hora de elaborar la evaluación preliminar del riesgo de inundación, un trabajo que delimita las áreas de riesgo potencial significativo de inundación; mientras que valora que haya utilizado una metodología conforme a lo establecido por la propia CE, en la que se incluye un análisis de los tipos de inundaciones posibles y los estudios técnicos que se han realizado.

Asimismo, han señalado que el organismo destaca que España ha sido el país europeo que más inundaciones históricas ha identificado, lo que ha permitido hacer un análisis importante de los daños que las inundaciones han provocado en España a lo largo de la historia.

Por otro lado, en un segundo informe, la Comisión Europea valora la información publicada por las Confederaciones Hidrográficas del Ministerio en sus portales web relacionada con los mapas de peligrosidad y riesgo de inundación, su detalle y concreción, y destaca la robustez del Sistema Nacional de Cartografía de zonas inundables que actualmente se está elaborando. También recomienda a España la finalización de este sistema y su divulgación, así como que en futuras revisiones se realicen más estudios asociados con las consecuencias que el cambio climático puede tener sobre este fenómeno.

Planes de gestión

De este modo, el Ministerio ha recordado que la evaluación preliminar del riesgo de inundación y los mapas de peligrosidad y riesgo de inundación forman parte del proceso de implantación de los Planes de Gestión de Riesgo de Inundación (PGRI) aprobados por el Consejo de Ministros el pasado 15 de enero, y cuya implantación permitirá disminuir los daños que producen las inundaciones en España, tanto sobre las personas como sobre los bienes y propiedades.

Estos Planes de Gestión de Riesgo de Inundación, correspondientes al periodo 2016-2021 y que por primera vez se han diseñado y aprobado en España, son la herramienta fundamental con la que poder hacer frente a los fenómenos meteorológicos extremos, en todas sus fases, desde su prevención hasta la protección y la recuperación, según ha comentado.

A su juicio, la aprobación de estos PGRI constituye, además, un "paso fundamental"en el proceso continuo para implantar la Directiva de Inundaciones de la UE en España. Estos Planes, que han contado con un amplio proceso de participación pública, se basan en tres grandes pilares: la mejora de la coordinación entre administraciones; el empleo de nuevas tecnologías que permitan una adecuada gestión del riesgo; y la coordinación con la planificación hidrológica y los objetivos medioambientales que marca la Comisión Europea a través de la Directiva Marco del Agua.

Cambio climático

Los PGRI contemplan en los programas de medidas 800 millones de euros en inversiones para poner en marcha más de 1.000 actuaciones, concertadas con todas las administraciones implicadas, a ejecutar hasta 2021 (700 millones de euros para los planes de competencia estatal y 100 millones para los de competencia autonómica).

Estas medidas fomentarán, según ha apuntado el MAGRAMA, la coordinación entre administraciones, mejorarán los sistemas de información y alerta, y el estado de los ríos y de la costa. Se actualizarán los planes de protección civil, se realizarán campañas para el incremento de la percepción de riesgo, y se trabajará notablemente para compatibilizar las inundaciones y la ordenación del territorio.

Por último, el Ministerio ha indicado que en la redacción de estos Planes se ha trabajado conjuntamente con la Oficina Española de Cambio Climático, así como con el Ministerio del Interior y con las Comunidades Autónomas.