Un proyecto español, galardonado con un premio europeo Natura 2000

Un proyecto español, situado en la provincia de Guadalajara, ha sido uno de los galardonados en la primera edición de los premios Natura 2000 que concede la Unión Europea (UE) a los proyectos más destacados en la protección de los espacios naturales protegidos.

El espacio natural de Rebollar de Navalpotro, situado en la provincia castellano-manchega de Guadalajara, fue destacado dentro de la categoría de establecimiento de redes y la cooperación transfronteriza.

La Comisión Europea (CE) destacó que se ha concedido este galardón a la red de cooperación técnica puesta en marcha en Rebollar de Navalpotro por la elaboración de normas de gestión de calidad y la creación de un sitio web de referencia sobre la situación de la red Natura 2000 en España.

«Rebollar de Navalpotro es una zona en la que se han aplicado favorablemente estas medidas, lo que demuestra que Natura 2000 es a la vez una red de especies y hábitats y una red de personas», indicó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

El proyecto se impuso a otras ocho iniciativas de Holanda, Grecia, Francia, Alemania, Polonia, Bulgaria y una novena también de España, sobre la mejora de la calidad del agua subterránea en la Zona Volcánica de la Garrotxa, situada en la provincia catalana de Gerona.

La Comisión repartió otros cuatro premios Natura 2000, de modo que el galardón en la categoría de conservación ha sido concedido a un proyecto para salvar el águila imperial en Sakar, Bulgaria, en el que empresas energéticas y ecologistas colaboraron para aislar líneas eléctricas peligrosas y enterrar cables aéreos, eliminando el riesgo de electrocución del ave.

Por su parte, el premio a los beneficios socioeconómicos se ha destinado al proyecto realizado en Sighisoara-Târnava Mare en Rumanía, un «ejemplo impresionante de cómo la red Natura 2000 puede promover el crecimiento económico y unos medios de vida sostenibles en las zonas rurales», según la CE.

«Gracias al proyecto, 2.300 familias de agricultores de la región generan unos ingresos de más de 2,5 millones de euros anuales, y en otras partes de Rumanía se están poniendo ahora en práctica ideas similares», añadió la institución.

El premio en la categoría de comunicación ha ido a parar al proyecto checo de Raná-Hrádek por promover la protección de los hábitats de pastizales áridos de la región de Louny, con un acontecimiento llamado la «Celebración de las estepas» y un concurso anual de arte dirigido a niños.

Finalmente, el premio a la conciliación de intereses y percepciones ha recaído en un proyecto realizado en la zona Vijvergebied van Midden Limburg de Bélgica, donde las autoridades, los propietarios de tierras y los ecologistas han logrado colaborar para la gestión de unos humedales, tras mantener disputas al respecto.

«Gracias a los incansables esfuerzos de quienes trabajan en y para las zonas de Natura 2000, nuestra vasta red de zonas protegidas se está convirtiendo en un éxito real de la cooperación europea», afirmó el comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, el encargado de entregar hoy los premios en una ceremonia celebrada en Bruselas.

Natura 2000 es una red formada por más de 27.000 zonas protegidas que abarcan el 18 % de la masa continental de la Unión Europea y el 4 % de las zonas marinas, con el objetivo de proteger el patrimonio natural europeo.