Multan a una jubilada con 24.000 euros por dar clases de manualidades

El alcalde llamó a la puerta de esta maestra jubilada y experta en pintura en tela para que diera unas clases en la universidad popular. La otra profesora se había puesto enferma. Eran dos horas a la semana a doce euros la hora. “Sabía que estaba jubilada y que no podía trabajar pero que con solo dos horas a la semana sí podía...”, recuerda Maruja. Pero, según el Ministerio de Hacienda, la ley no lo permite y le exige a esta jubilada que devuelva 24.000 euros: los meses que dio las clases de pintura en su pueblo no tenía derecho a cobrar la pensión, independientemente de lo que ganó por esas clases. En su caso no llegó a 2.000 euros en total durante dos años. Desde noviembre de 2014 le retiran de su jubilación 636 euros al mes. Le quedan dos años más así a no ser que un juez atienda el recurso de Maruja.