Circulación complicada en Madrid, Barcelona y Sevilla al inicio de la Semana Santa

El vuelco de un tráiler a media tarde en la A-1 a 51 kilómetros de Madrid ha ocasionado un importante atasco en la salida de la capital hacia el norte de España en el arranque de la operación especial de Semana Santa, en la que, hasta las 20.30 horas, no se habían registrado accidentes mortales.

Las carreteras de Madrid, Barcelona y Valencia están registrando las principales incidencias en las primeras horas de la operación salida de Semana Santa

El vuelco de un tráiler a media tarde en la A-1 a 51 kilómetros de Madrid ha ocasionado un importante atasco en la salida de la capital hacia el norte de España en el arranque de la operación especial de Semana Santa, en la que, hasta las 20.30 horas, no se habían registrado accidentes mortales.

El siniestro, ocurrido sobre las 18.00 horas en Venturada y que se ha saldado sin heridos de gravedad, ha obligado a cortar los carriles en sentido salida de Madrid y a aconsejar desvíos alternativos para poder retirar de la calzada los vehículos que transportaba.

A las ocho de la tarde, la retención ya alcanzaba los 7 kilómetros e iba en aumento, por lo que Tráfico ha habilitado un desvío por la travesía de Venturada, informa Efe

Así, alrededor de las 19.00 horas, según la información de la DGT consultada por Europa Press, se están registrando retenciones en Madrid, en la A-4 a la altura de Getafe (Madrid) desde el kilómetro 20 al 14 sentido creciente de la kilometración hacia Cádiz; en la A-1 a la altura de Venturada (Madrid) desde el kilómetro 51 al 46 sentido creciente de la kilometración hacia Irún; en la A-3 a la altura de Rivas-Vaciamadrid desde el kilómetro 16 al 14 sentido creciente de la kilometración hacia Valencia, y en la M-40 a la altura de Madrid desde el kilómetro 12,5 al 10 sentido creciente de la kilometración hacia A-3.

En Barcelona también hay retenciones con circulación difícil en la carretera A-2 a la altura de Sant Joan Despi (Barcelona) desde el kilómetro 607,5 al 606,5 sentido norte hacia Barcelona; en la A-2 a la altura de Cornella de Llobregat (Barcelona) desde el kilómetro 609 al 608 sentido norte hacia Barcelona; en la AP-7 a la altura de Papiol desde el kilómetro 162 al 160 sentido sur hacia Tarragona; y en la AP-7 a la altura de Barbera del Valles desde el kilómetro 147 al 146 sentido sur.

En Valencia, se están registrando complicaciones en la A-3 a la altura de Utiel desde el kilómetro 280 al 278 sentido creciente de la kilometración hacia Valencia. También hay incidencias, aunque de menor relevancia, en Murcia (A-7), Granada (A-44) y Lérida (AP-2).

La Dirección General de Tráfico (DGT) puso en marcha desde las 15:00 horas de este viernes un dispositivo especial con motivo de las vacaciones de Semana Santa.

Durante esta campaña, que durará hasta el 28 de marzo, la DGT prevé que se registren un total de 14,5 millones de desplazamientos en toda España, un millón más que el año pasado.

El dispositivo especial de Tráfico continuará hasta las 24.00 horas del lunes 28 de marzo. Hasta entonces, prevé que se produzcan 14,5 millones de desplazamientos de largo recorrido (de al menos 50 kilómetros), lo que supone el mayor éxodo en Semana Santa desde 2010. El operativo se desarrollará en dos fases: desde las 15.00 de este viernes hasta las 24.00 horas del domingo 20 de marzo, cuando Tráfico prevé 3,45 millones de desplazamientos, y desde el mediodía del miércoles 23 hasta las 24.00 horas del lunes 28, día que será festivo en Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, La Rioja, Navarra y País Vasco.

Como suele ser habitual en estas vacaciones, las mayores concentraciones de vehículos se registrarán en las salidas de los grandes núcleos urbanos hacia zonas turísticas de la costa, segundas residencias, poblaciones con actos religiosos tradicionales y zonas de montaña para la práctica de deportes de invierno, por lo que se recomienda planificar el viaje y evitar las horas más desfavorables.

La DGT pondrá todos los medios humanos y materiales disponibles para que la movilidad sea segura. Así, 12 helicópteros (ocho de ellos equipados con el sistema de radar Pegasus para multar desde el aire) sobrevolarán las carreteras para vigilar la velocidad, una de las infracciones que más se cometen en las carreteras convencionales.

Además, agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizarán controles integrales en carretera, ya que cuando el vehículo sea detenido por exceso de velocidad y el conductor sea identificado, podrán requerir al infractor para realizarle la prueba de alcohol y/o drogas y comprobar la documentación.

Asimismo, se intensificará la vigilancia de la circulación con radares móviles en los tramos identificados como especialmente peligrosos, que se actualizan trimestralmente y se pueden consultar en la página web de la DGT. Para llevar a cabo estas medidas, Tráfico contará con personal propio y de otras entidades, 10.000 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, más de 800 funcionarios y personal técnico especializado que atienden labores de supervisión, regulación e información en los distintos centros de gestión del Tráfico y más de 13.000 empleados de las empresas de conservación y explotación y de las vías en régimen de concesión dependientes de Ministerio de Fomento y del resto de los titulares de carreteras y personal de los servicios de emergencia, tanto sanitarios como bomberos.