Resuelto el misterio de los jardines de Babilonia

Recreación de los jardines de Babilonia
Recreación de los jardines de Babilonia

Un grupo de investigadores parece haber resuelto uno de los misterios de la Humanidad. Los jardines colgantes de Babilonia figuran en muchos escritos, pero hasta el momento nadie ha logrado encontrar ninguna evidencia física. Sin embargo, Stephanie Dalley de la Universidad de Oxford, ha realizado un análisis pormenorizado de los textos que, junto a las pistas obtenidas en el Museo Británico ha concluido que los arqueólogos han estado buscando en un lugar equivocado. En opinión de Dalley, la ubicación excata se encuentra en la antigua ciudad de Nínive, cerca de Mosul, a 350 están realmente enterrados en la antigua ciudad de Nínive, cerca de la actual Mosul, a 560 kilómetros, en el norte de Irak, en uno de los lugares más peligrosos del mundo.

La doctora Dalley ha dedicado los últimos 20 años de su vida en investigar la existencia de estos jardines colgantes, que no eran tales, porque no colgaban sino que estaban ubicados en terrazas.A pesar de ello, siguen siendo considerados una de las siete maravillas del mundo.

Hasta ahora, la autoría de los jardines se atribuía alemperador babilonio Nabucodonosor, que los construyó para su esposa Amyitis en el año 60 antes de Cristo, para que recordara las montañas de su ciudad natal. Ahora, la profesora de Oxford afirma que esta maravilla fue ordenada construir por el rey asirio Senaquerib, hace 2.700 años. La capital del reino de Senaquerib, Nínive, está muy cerca de la actual Mosul, un área muy conflictiva, sacudida por la violencia religiosa y étnica. La doctora Dalley viajó a la zona a principios de otoño y encontró un lugar que se asemejaba con las descripciones encontradas en los libros, pero su equipo consideró que era demasiado peligroso permanecer en la zona para comenzar la excavación. Por ello, contrató a un equipo de televisión local y se acercó, protegida por una escolta militar, a las ruinas del palacio del rey, donde udo comprobar la existencia de un gran montículo de tierra y escombros, que se inclina hacia abajo hacia una zona con vegetación. Para Dalley "ese parece un buen lugar para un jardín. necesitamnos investigar más en la zona pero por desgracia no creo lo pueda hacer en lo que me queda de vida", indicó al diario "The Telegraph". "Estoy convencida de que los jardines estaban en Nínive y permanecen inquebrantables"

La clave para este hallazgo fue la descodificación de un texto "cuneiforme"-una secuencia de símbolos de los imperios babilónico y asirio- que le llevó a creer que los jardines habían sido atribuidos a un hombre equivocado, en un lugar incorrecto y en un periodo diferente.

La investigadora encontró en el Museo Británico un texto cuneiforme que describe la vida de Senaquerib, que vivió 100 años antes de Nabucodonosor y reinó sobre un imperio que se extendía desde el sur de Turquía al Israel moderno, que describe la construcción de palacio y un jardín. A esta teoría añadió la observación de un bajorrelieve, procedente de Nínive y llevado al Museo Británico, que muestra el complejo imperial formado por un palacio y un jardín con árboles que cuelgan en el aire en las terrazas y plantas suspendidas sobre arcos.

Debido a Nínive está lejos de Babilonia, esta evidencia había sido pasada por alto hasta ahora por los investigadores. Sin embargo, Dalley achaca el error a que los asirios conquistaron Babilonia y su capital pasó a conocerse como Nueva Babilonia, lo que pudo inducir al error.

Nínive cuenta en el Antiguo Testamento como la ciudad a la que Jonás fue enviado por Dios a predicar en contra de su pecaminosidad. La lista de maravillas fue redactada originalmente como una guía de "visita obligada"para los viajeros de la Antigua Grecia en el Mediterráneo oriental alrededor del siglo III aC. La mayoría fueron destruidos por los terremotos y sólo la Pirámide de Giza sobrevive.