Cantabria deberá indemnizar con 45.000 euros por el diagnóstico tardío de una peritonitis

La paciente, de 82 años, falleció al día siguiente de su ingreso

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha condenado al Servicio Cántabro de Salud (SCS) a pagar 45.796 euros por el diagnóstico tardío de peritonitis que se hizo en el Hospital Marqués de Valdecilla de Santander a una mujer de 82 años que falleció al día siguiente de su ingreso. El Juzgado había fijado una indemnización de 57.245 euros para la familia de la mujer pero, tras examinar los recursos del SCS y de una aseguradora (condenada solidariamente), el TSJC ha rebajado la cuantía de esa compensación.

La sentencia explica que la familia de la mujer (el esposo y los tres hijos) demandaron al entender que se había producido una mala praxis, por no diagnosticar antes la perforación duodenal. El juez de primera instancia apreció en su fallo que hubo un retraso en el diagnóstico y en el tratamiento de esa anomalía que no se correspondió "con la rapidez que las circunstancias exigían". A su entender, hubo un funcionamiento del SCS "por debajo de lo razonablemente exigible".

Añade que las explicaciones de los peritos del SCS y de la aseguradora codemandada, sobre que los dolores abdominales y las náuseas que tuvo la mujer eran frecuentes tras la intervención a la que se le sometió, "en modo alguno justifican el descarte de una sospecha de perforación duodenal". El juez concluye que esa sospecha hubiera llevado a "una intervención mucho más rápida". "El estado de la paciente debió haber llevado, como razonadamente sostiene el perito judicial, a una sospecha seria de perforación", indica en la sentencia.

El magistrado concluye que todo ello "debió conducir a la pronta realización de pruebas específicas"y a la intervención correspondiente, lo que no ocurrió en este caso. Al contrario, esas pruebas se hicieron horas después, cuando la peritonitis estaba ya "avanzada"y la situación de la paciente era "muy grave"(tanto que, según el juez, llevó a su fallecimiento). La sentencia de primera instancia agrega que el perito judicial afirmó "la existencia de muy altas posibilidades de supervivencia en caso de un diagnóstico e intervención rápidos". Tras estudiar los recursos, el TSJC ha reducido la cuantía de la indemnización de los familiares porque entiende que debería tenerse en cuenta también la elevada edad de la mujer.