Las bacterias resistentes a los antibióticos «enseñan» a las débiles a resistir

Burkholderia cenocepacia
Burkholderia cenocepacia

Una nueva investigación de la Universidad de Western Ontario (Canadá) ha desvelado un nuevo medio de comunicación que permite a bacterias como Burkholderia cenocepacia (B. cenocepacia) resistir el tratamiento con antibióticos. B. cenocepacia es una bacteria ambiental que causa infecciones devastadoras en los pacientes con fibrosis quística (FQ) o con sistemas inmunes vulnerables.

Miguel Valvano y Omar El-Halfawy han mostrado que las células más resistentes a los antibióticos en una población bacteriana producen y comparten moléculas pequeñas con células menos resistentes, haciéndolas ganar en resistencia, informa Tendencias 21.

Estas pequeñas moléculas, que se derivan de aminoácidos modificados (los bloques de construcción utilizados para hacer proteínas), no sólo protegen a las células más sensibles de la B. cenocepacia sino también de otras bacterias, incluyendo un patógeno altamente prevalente en casos de FQ, Pseudomonas aeruginosa, y E. coli . La investigación se publica en la revista PLoS ONE.

"Estas pequeñas moléculas pueden ser utilizadas y producidas por casi todas las bacterias con pocas excepciones, por lo que podemos considerar que estas pequeñas moléculas son un lenguaje universal que puede ser entendido por la mayoría de las bacterias", explica El-Halfawy.

Más información en Tendencias 21