Steve Jobs rechazó un trasplante parcial de hígado de Tim Cook

Steve Jobs, durante la presentación del iPhone 4, en junio de 2010
Steve Jobs, durante la presentación del iPhone 4, en junio de 2010

Steve Jobs, fundador de Apple, rechazó un trasplante parcial de hígado de su socio Tim Cook. Esta es la tesis defiende el libro "Becoming Steve Jobs", escrito por Brent Schlender y Rick Tetzeli, que mantienen que Jobs no accedió al ofrecimiento. Un extracto del libro, publicado por la revista "Fast Company", cuenta cómo Cook descubrió que los dos compartían un raro tipo de sangre, pero que Jobs se negó a la operación a pesar de su delicado estado de salud. Después de Cook sugiriera el trasplante en 2009, Jobs respondió a gritos: "Nunca voy a dejar que lo hagas, no te lo permitiré", informa "The Independent".

Jobs tenía cáncer de páncreas y fue operado en 2004. La opción del trasplante hubiera servido para conservar la función de su hígado durante más tiempo después de que la enfermedad había comenzado a propagarse por otros órganos. Este tipo de trasplante hubiera permitido que su hígado y el del donante se regeneraran. Finalmente, Jobs sí recibió un trasplante de hígado, pero en esta ocasión de un paciente anónimo, que le mantuvo con vida dos años más.

Con el paso del tiempo, el fundador de Apple fue debilitándose y en enero 2011 tuvo que darse de baja por la enfermedad. Murió en octubre de ese año, a los 56 años.