Los peligros de abusar de las nuevas tecnologías

La utilización abusiva de smarthphone y tablets ocasiona problemas en ojos, el cuello y dolores de cabeza. Según los últimos estudios, se ha detectado un incremento de un 20% en los dolores de cuello y cabeza en personas jóvenes por el uso estas tecnologías.

Ata Pouramini, orientador en salud y uno de los quiroprácticos más reconocidos del mundo, alerta de que "este problema puede afectar a un 50% de la juventud dentro de 10 años, ya que el uso de estos aparatos va desde las 2 hasta las 12 horas diarias". Según Ata la explicación es sencilla: "Normalmente cuando uno está trabajando con el ordenador o el portátil o leyendo el periódico o un libro hay una distancia de entre 40 y 45 cms de la mano hasta los ojos, en cambio cuando estamos trabajando con nuestros móviles la distancia se reduce en la mitad, y eso causa un estrés enorme sobre los ojos porque han de enfocar. Este esfuerzo puede derivar en problemas de miopía, ojos cansados, ojos secos, y sensación de mareo y pesadez en la cabeza". Si se detectan alguno de estos problemas es recomendable la visita al oftalmólogo.

Además, según el doctor Pouramini, actualmente hay casi una "epidemia de gente con el cuello recto debido a la postura de flexionar en exceso el cuello mientras andan por la calle mirando y trabajando con sus móviles". Esta posición indebida puede causar muchas problemas como jaquecas, mareos, vértigos, hormigueos y adormecimiento en las manos. Y en un tiempo, si no se trata correctamente, hernias discales y artrosis prematura".

En cuento a las tablets, se suelen usar sobre el regazo, lo que crea una postura en la que los hombros, los dorsales, el cuello y la cabeza giran hacia abajo casi 90 grados. Ata ha denominado esta postura: "El latigazo cervical a 0 km/h". Ya que es normal que la curva normal del cuello desaparezca después de un latigazo cervical por accidentes de tráfico. Incluso el uso prolongado de estos aparatos y la falta de actividad física asociada puede derivar en daños estructurales como la cifosis (una joroba).

Otro problema que puede surgir dentro de un tiempo es el de la artrosis o tendinitis en el pulgar de una sola mano.

Para evitar estas lesiones, Pouramini sugiere incrementar la distancia entre los ojos y el móvil, y hacer el texto más grande; no trabajar con el móvil ni jugar más de 10 minutos seguidos, utilizar smartphone con las pantallas más grande, no andar y utilizar el teléfono mirando hacia abajo, poner la tablet sobre una mesa con un apoyo y no sobre el regazo, utilizar el teléfono a la altura que tus ojos sin agachar la cabeza y aprender a manejar el móvil con ambos pulgares.