Un seísmo de 6,3 grados en mar de Alborán se percibe en Málaga y Melilla

Un seísmo de 6,3 grados de magnitud en la escala abierta de Richter se registró esta madrugada en el mar de Alborán y se sintió en toda la costa andaluza de Málaga y Granada, así como en Sevilla, Jaén y Melilla, donde numerosas personas han salido a la calle por temor a derrumbes.

Un seísmo de 6,3 grados de magnitud en la escala abierta de Richter se registró esta madrugada en el mar de Alborán y se sintió en toda la costa andaluza de Málaga y Granada, así como en Sevilla, Jaén y Melilla, donde numerosas personas han salido a la calle por temor a derrumbes.

Según el Instituto Nacional Geográfico, el movimiento telúrico ocurrió a las 04.22 horas en aguas cercanas a Alhucemas (Marruecos) a una profundidad de 10 kilómetros, aunque en un principio informó de que era de 5,6 grados.

Otro seísmo de menor magnitud, 3,2 grados, se registró a las 03.14 horas de la madrugada en la misma zona, según el Instituto Geográfico.

Por su parte, el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) elevó a 6,1 grados de magnitud el terremoto, que situó a 62 kilómetros de Alhucemas y a una profundidad de 10 kilómetros.

El seísmo fue sentido en varias localidades, entre ellas la malagueña de Antequera y en Melilla, donde numerosas personas han tenido que salir a las calles en plena madrugada tras comprobar que los enseres de sus casas de movían, según pudo constar Efe.

En Melilla, "los bomberos están desbordados" por las numerosas peticiones de vecinos que están alarmados tras percibir el movimiento de tierra, informó el corresponsal de Efe en la ciudad autónoma, Lali Zambrano.

Muchas personas han salido de sus viviendas y están en las calles de Melilla, donde se vino abajo parte de la fachada de un edificio en la calle General Astilleros, confirmó Efe.

Los bomberos han declarado a Efe que acudirán al lugar en cuanto puedan porque han recibido muchas llamadas de vecinos alertando del seísmo, que ha hecho temblar las casas.

Según las primeras noticias recabadas, el seísmo no ha causado daños personales, aunque sí estructurales, sobre todo en Melilla. Efe