Una de cada cuatro jóvenes sufre el control de su pareja

Una encuesta de Sanidad revela que el 12,5% de las mujeres ha padecido violencia física o sexual por su novio o su ex

Concentración contra la violencia machista
Concentración contra la violencia machista

La violencia de género no entiende de niveles socioeconómicos, como tampoco de edades. Detrás de esta lacra está siempre el machismo. Sin embargo, llama la atención que, a pesar de todos los esfuerzos puestos para erradicar el maltrato psicológico y físico, en las nuevas generaciones el mensaje no esté calando, o al menos no como debiera, a tenor de los datos de la «Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2015» presentada ayer por el ministro de Sanidad. En concreto, en los últimos doce meses el 25% de las mujeres jóvenes de entre 16 y 19 años han sido víctimas del control por parte de sus novios o ex. Es decir, a una de cada cuatro mujeres jóvenes su pareja les impide ver a sus amigos, insiste en saber dónde está en cada momento, se enfada si habla con otro chico o espera que la mujer le pida permiso antes de ir a algún sitio. Es decir, un dato que confirma la tendencia ya denunciada por el citado ministerio meses atrás cuando a partir de otro estudio elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicos se concluía que el 33% de los jóvenes de entre 15 y 29 años consideraba aceptable controlar en algunos casos a la pareja.

En cuanto a si este tipo de violencia psicológica va o no en aumento, la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández, explicó que «todavía no se pueden comparar datos. Lo que tenemos es constatación de que esto está sucediendo».

Por eso, la clave está en la prevención y por tanto en «educar en una toleracia cero a la violencia. Lo cual conlleva que desde muy pequeños se elimine cualquier gesto, actitud o comentario que pueda justificar la violencia, tanto dentro como fuera de las familias, pero sobre todo dentro de las mismas», explicó ayer el doctor Francisco Javier Quintero, director de Psikids, centro de Psicología y Prsiquiatría del Niño, Adolescente y su Familia.

El avance de esta macroencuesta refleja más datos, como que un 12,5% de las mujeres ha sufrido violencia física o sexual por su pareja o ex a lo largo de su vida. Un dato que puede parecer elevado, pero que es inferior a la media europea, que es un 22%. Además, el 13% de las encuestadas reconoció haber sentido miedo alguna vez en la vida por su pareja o ex.

El estudio también arroja datos positivos, como que el 77,6% de las mujeres maltratadas han conseguido abandonar la violencia y rehacer su vida, cinco puntos porcentuales más que hace cuatro años. En este sentido, el 67,4% de las mujeres maltratadas encuestadas aseguraron que a raíz de los malos tratos terminaron la relación con su agresor. Un buen síntoma que choca, en cambio, con que muchas mujeres víctimas de la violencia de género siguen retirando la denuncia a su agresor. En concreto, el 20,9% de las mujeres optó por retirarla. Entre los motivos que alegaron es que su pareja o ex le prometió que no iba a suceder más (principal motivo para quitarla con un 29,35%), pensó que podría cambiar o había cambiado (un 28,66%) y por miedo (en un 28,59%).

«La mayoría de las veces retiran la denuncia por factores subjetivos o porque es el padre de sus hijos», precisó Hernández, que destacó que sólo un 12,82% lo hizo porque carecía de recursos económicos propios. Esto denota que hay que continuar trabajando contra esta lacra. En esta línea, el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, concluyó que «las políticas públicas están funcionando, pero hay que seguir ampliando» líneas de actuación. En cuanto a la ruptura del silencio, el ministro explicó que «aún estamos lejos de donde deberíamos estar, pero cada vez más mujeres dan el paso» para dejar a su maltratador, por eso «hemos de seguir insistiendo en arropar a las víctimas».