Uno de los 12 detenidos en Alicante grabó cómo abusaba de sus sobrinas de 10 años

Doce hombres han sido detenidos en la provincia de Alicante por distribuir pornografía infantil en Internet, de los cuales dos trabajaban con menores como profesores y otros dos como monitores de tiempo libre. Según ha informado la Policía Nacional, a uno de los arrestados se le ha intervenido material producido por él mismo en el que se aprecia cómo abusó sexualmente de dos sobrinas, ambas de unos 10 años.

Además, a este hombre también se le atribuyen grabaciones con cámara oculta por la calle a un tercer menor (modalidad delictiva conocida como "candid"), que no llegó a sufrir abusos aunque le llegó a contactar por Internet, para lo cual empleaba técnicas de "grooming"de crearse personalidades virtuales para ganarse la confianza.

Otro de los capturados se ofrecía en la red como canguro para el cuidado de niños y trabajaba con menores como monitor de distintas actividades.

Entre el resto hay contables, profesores, obreros, camioneros e, incluso, un jubilado de 71 años, y cinco han sido enviados a prisión, a otros dos se les ha impuesto una orden de alejamiento y el resto ha quedado en libertad con cargos.

Los detenidos son todos españoles, cinco de ellos en situación de desempleo, y tienen mayoritariamente entre 30 y 50 años (7 casos) mientras que uno es menor de 30 y cuatro de más de 50.

En rueda de prensa, el jefe de grupo de Delitos Tecnológicos de la comisaría de Alicante, Santiago Calderón, ha indicado que siete de las detenciones se han producido en la ciudad de Alicante y el resto en Elda, Novelda, Ibi, Torrevieja y Villajoyosa.

Además de los arrestos, se han practicado 14 registros domiciliarios que han permitido intervenir miles de archivos en 36 discos duros, 19 pen-drive, 13 teléfonos móviles y 8 ordenadores portátiles.

Los ciberagentes siguen trabajando con el material incautado para tratar de localizar a nuevas posibles víctimas de abusos o acoso sexual.

Según el inspector jefe de la sección de Explotación de Menores de Internet de la unidad de Delitos Tecnológicos de la Policía alicantina, Luis García, este tipo de delincuentes van reduciendo sus relaciones sociales en el mundo real para crearse otro paralelo protagonizado por sus impulsos sexuales.

García ha añadido que, una vez que se produce la detención, estos hombres suelen mostrar "mucho estrés"ante la reacción que puedan tener sus familiares, muchos de los cuales quedan "destrozados"al descubrir los hechos.

La operación policial se inició en febrero de 2014 como consecuencia de las labores de "ciberpatrullaje"realizadas por agentes especializados en la investigación de actividades relacionadas con la corrupción de menores y se culminó a finales de diciembre.

Estas tareas consisten en rastreos sistemáticos de las redes de intercambio de archivos (P2P), con el objetivo de evitar la proliferación de pornografía infantil en Internet.

Las avanzadas técnicas de investigación usadas por los policías en este campo permiten discriminar a los usuarios de este tipo de redes que consumen y distribuyen grandes cantidades de material de explotación sexual de menores.

La operación ha sido desarrollada por agentes del grupo de Delitos Tecnológicos de la brigada provincial de policía judicial de Alicante y la unidad de investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial.