Varón de hasta 40 años, el donante de médula que busca la ONT

De cada 1.104 hombres, uno puede ser donante de médula y de cada 5.292 mujeres, 2 pueden ser donantes efectiva / Gtres

El nuevo Plan de Médula que ha puesto en marcha de la Organización Nacional de Trasplante (ONT) ya no busca cualquier tipo de donante, ahora quiere apuntar mejor el tiro

El nuevo Plan de Médula que ha puesto en marcha de la Organización Nacional de Trasplante (ONT) ya no busca cualquier tipo de donante, ahora quiere apuntar mejor el tiro, como explica Jorge Gayoso, responsable del Plan y jefe de Hematología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid: “En 2012, cuando teníamos la nevera vacía e iniciamos el Plan, sólo teníamos 100.000 donantes, necesitábamos llenarla como fuera porque el déficit era claro”. Sin embargo, la situación ha cambiado mucho y ahora “necesitamos atraer a varones jóvenes, menores de 40 años, que hemos comprobado que son los más efectivos”. Los datos lo confirman: en 2017 se registraron 54.039 mujeres y 24.232 hombres. De ellos, fueron efectivos, 148 (110 hombres 38 mujeres). Y es que, como apunta Gayoso, “de cada 1.104 hombres, uno puede ser donante y de cada 5.292 mujeres, 2 pueden ser donantes efectivas”. De ahí la importancia de la nueva estrategia.

Y, ¿por qué? La calidad en la donación de médula la da, según Gayoso, una persona de menos de 40 años, hombre o mujer, pero preferiblemente varones por causas biológicas, ya que "las mujeres durante el embarazo se sensibilizan a las proteínas del padre del niño y con el tiempo las multíparas son peores donantes". También hay que tener en cuenta el peso: la cantidad de células que se recoge a un donante está en función de su tamaño; si una mujer de 60 kilos tiene que ser el donante de un hombre de 90 kilos “le va a costar, pero si fuera a la inversa le supondría menos esfuerzo”. La cantidad de células tiene que ver "con la velocidad de recuperación", con lo que ser el "donante ideal"lleva ligado el tamaño corporal y ofrecer mayor cantidad. Estos son los donantes que reclaman más los hospitales que realizan los trasplantes y por eso la probabilidad de un varón joven de ser donante a lo largo de su vida es de un 10 % frente a un 3 % en la mujer.

Todo esto no significa que las personas que ya forman parte del registro se descarten pero sí que “si va mañana una mujer de 50 años con un hijo a inscribirse como donante, la van a rechazar”, subraya el experto.

El tema de la edad está más relacionado con que se van acumulando comorbilidades con los años que normalmente no aparecen en personas que tienen 30 o 40 años, que lo normal es que estén sanas. La edad media del Registro Español de Donantes de Médula Ósea, gestionado por la Fundación Josep Carreras, es de 37 años. En un par de años, según los expertos en trasplantes, se podrá ya constatar si esta nueva reorientación es eficaz, es decir que sin aumentar demasiado el número de donantes se aumenta la eficiencia del registro. Todo ello por una misión: ser autosuficientes. “Es lo que queremos conseguir que pasemos de un 3 a un 10% de donantes nacionales”. Y es que actualmente muchas de las donaciones llegan de países de fuera.