Actualidad

¿Qué quieres ser de mayor? Pregunta al Big Data

El 60% de los recién nacidos trabajarán en empleos relacionados con este sector que aún no existen, según se ha puesto de manifiesto en un Congreso en Madrid

La tradicional pregunta de «¿qué quieres ser de mayor?» y las no menos tradicionales respuestas (policía, médico, futbolista o veterinario) han perdido vigencia. Tanto que no estaría mal reformular la cuestión: «¿En qué profesión relacionada con el Big Data quieres trabajar cuando seas mayor?». De hecho, el 60% de los niños recién nacidos trabajarán en puestos relacionados con este ámbito económico que no existen en la actualidad.

Publicidad

El rotundo titular lo ha aportado este lunes la CEO y fundadora de Synergic Partners, Carme Artigas, durante la Conferencia central de la Big Data Madrid 2016 organizada en la capital, en la que ha aportado también otra estadística mucho más intranqulizadora: en Europa se van a reducir un 57 por ciento los empleos a causa de la inteligencia artificial, sobre todo en los campos «menos especializados».

Durante el Congreso, inaugurado el lunes y que se celebrará hasta el 30 de octubre se abordarán todas las posibilidades que giran en torno a este concepto de uso masivo de datos, muy relacionado con la inteligencia artificial.

«Entre 2030 y 2040 seremos capaces de crear máquinas más inteligentes que el ser humano. Debemos poner la ética por delante de la revolución tecnológica», añadió Artigas, según recoge Europa Press.

«Estamos asistiendo a la convergencia de varias tecnologías que nos permitirán crear nuevas fuentes de valor y aplicarlas para resolver grandes retos humanos y debemos ser inteligentes para equilibrar riesgos y beneficios», explicó esta experta, que puso de manifiesto los enormes cambios exprimentados en los últimos años: «En el año 2000 abrir una ‘start up’ en Sillicon Valley requería 5 millones de dólares. Hoy esta operación cuesta 5.000 dólares: la razón es el uso de software libre».

Publicidad

Más seguridad

La otra cara del uso masivo de datos es el riesgo de que se creen agujeros en la seguridad. En este sentido, los expertos exigen a los fabricantes que mejoren la seguridad de sus dispositivos conectados a la red y especialmente los de uso doméstico como frigoríficos o televisores, tras el ciberataque masivo de este fin de semana en EEUU que ha bloqueado algunos de los servicios más populares en internet.

Publicidad

La revolución tecnológica que implica la conexión directa a internet de ese tipo de objetos tan cotidianos en el hogar exige que esos productos también «tengan buenas medidas de seguridad», ha asegurado a Efefuturo Josema Cavanillas, jefe de seguridad y Big Data de Atos Iberia.

Este fin de semana el proveedor norteamericano DYN ha sido víctima de un ciberataque DDoS o de denegación de servicios distribuidos, por el que una enorme cantidad de dispositivos informáticos son programados para actuar conjuntamente para sobrecargar servidores o paginas web e impedir su correcto funcionamiento.

Esto ha afectado a millones de usuarios y decenas de empresas como Twitter, Netflix, Spotify o Paypal.

Alrededor de 1,3 millones de objetos conectados a internet son susceptibles actualmente de poder ser usados por piratas informáticos en su propio interés, ha advertido Cavanillas, tras recordar que este ataque DDoS es el tercero en lo que va de 2016 de tan grandes dimensiones.

Desde hace años los ataques DDoS son algo habitual pero su número ha crecido «exponencialmente» en los últimos tiempos por el incremento de objetos conectados a la red sin seguridad suficiente, ha añadido el experto.

En el caso de que los fabricantes no mejoren sus políticas de seguridad, este tipo de ataques podrían multiplicarse, ha añadido Cavanillas.

Publicidad

Actualmente, cada hogar cuenta con una media de unos diez objetos conectados a internet, ha advertido por su parte el experto en soluciones de ciberseguridad Ignacio Rocamora, de Techco Security.

Habitualmente, «nos olvidamos de cambiar las claves de acceso que traen esos productos de fábrica» o actualizar su software, y eso los hace especialmente vulnerables a posibles ciberataques, ha añadido el experto, informa Efe.