Toros

Adolfo Martín: «Estoy orgulloso de haber roto el clásico 'tarde de expectación, corrida de decepción'»

El ganadero analiza su corrida de San Isidro, una de las más importantes de esta Feria

Aunque son muchos los alicientes que quedan de este San Isidro, uno de sus grandes atractivos ya forma parte de la memoria colectiva del aficionado, la tarde de Roca con los «Adolfos», que acabó coprotagonizando Román. Así la recuerda el ganadero: «Tenía pánico de confirmar el mito de ‘tarde de expectación, corrida de decepción’, pero lo rompí. Los tres últimos toros fueron memorables, y a pesar de la desafortunada cogida de Escribano me quedo con el 4º, es el toro que busco, bravo y encastado». Adolfo Martín también otorga un enorme valor a la actuación de Román: «Fue una de las faenas que demuestran que un torero ya está hecho. Estuvo a la altura de un toro importante pero exigente, mostrando una tauromaquia de gran dimensión y dando un golpe sobre la mesa». Un golpe también de efecto que le ha permitido entrar una cuarta tarde en San Isidro en sustitución de Emilio de Justo, que arrastra una lesión de clavícula desde su tarde en Cáceres. Le ha reemplazado también en Nimes y Vic.

Publicidad

Pero lo que despertó esa gigantesca expectación fue la presencia de Roca Rey en el centenario de Albaserrada, tal y como el capricho del bombo diseñó: «Agradezco como aficionado que una figura como él apueste de esa forma y afronte ese reto como lo hizo. Con el sexto creo que pudimos ver su mejor versión».

Días después de toda aquella presión, el ganadero reconoce que la suerte también participa en esta profesión: «Tuve muchas dudas de qué corrida traer a Madrid y en el último momento la cambié. Tuve un presentimiento. Pero esto casi nunca pasa, de hecho, de este tipo de tardes salen bien 2 de cada 10».