Archivan la denuncia del PACMA al toro de Coria

La imputación ponía de manifiesto que «Guapetón», el Toro de San Juan, de la ganadería de Luis Algarra, fue abatido tras su lidia «de forma ilegal»

«Guapetón», Toro de San Juan, de la ganadería de Luis Algarra, lidiado en Coria el pasado 24 de junio
«Guapetón», Toro de San Juan, de la ganadería de Luis Algarra, lidiado en Coria el pasado 24 de junio

La Delegación del Gobierno en Extremadura ha archivado la denuncia presentada por el Partido Animalista contra el Maltrato Animal (PACMA) tras las Fiestas de San Juan de 2015 en Coria, exactamente el pasado 17 de julio, en la que ponía de manifiesto que el toro de San Juan, de nombre «Guapetón», de la ganadería de Luis Algarra y adquirido por el Ayuntamiento, fue abatido tras su lidia «de forma ilegal».

Así lo ha anunciado el Alcalde D. José Manuel García, que en rueda de prensa dio a conocer el archivo definitivo de la denuncia contra el Toro de Coria, festejo popular de profunda tradición y arraigo en el pueblo cauriense, y aseguró que «en Coria hacemos las cosas bien y tenemos todos los permisos y resoluciones y todo se ajusta a la reglamentación. No se ha cometido ninguna negligencia por lo que ha quedado demostrado que las denuncias falsas no van a ningún sitio ya que todo está en regla».

En el mismo acto, el alcalde anunció emprender, junto a la Asociación Internacional de Tauromaquia, acciones legales contra aquellos que difamaron y denostaron la tradición de un pueblo que disfruta con un festejo con más de 500 años de existencia y que causaron un evidente daño a su bien ganado prestigio y reconocimiento como expresión cultural de Extremadura.

Los caurienses no están dispuestos a permitir agresiones contra esta genuina manifestación de la

Tauromaquia, seña de identidad de los habitantes de esta bella localidad, ni van a aceptar que quienes sólo pretenden un minuto de gloria, lo hagan a costa de menoscabar nuestro patrimonio cultural.

Por ello, son inminentes las acciones judiciales contra quienes impulsaron este despropósito, así como contra quienes dieron por cierto y válida, una denuncia totalmente infundada, que no ha dado lugar ni siquiera a la apertura de expediente administrativo.