David Mora: «Este homenaje me llena de fuerzas para seguir peleando»

El diestro, herido hace un año en Madrid, reconoce junto a los médicos que le operaron que, pese a estar «a un 30 por ciento, todavía cabe un atisbo de esperanza»

El diestro David Mora en su homenaje en la plaza de Las Ventas
El diestro David Mora en su homenaje en la plaza de Las Ventas

«Todavía cabe un atisbo de esperanza, David, no hay lesiones, sino pacientes, personas de carne y hueso, y tú eres una ejemplar». Palabra del doctor Fernando García de Lucas, responsable, junto al cirujano de Las Ventas Máximo García Padrós, de la recuperación de David Mora. Ambos escoltaron este mediodía al torero de Borox en el emotivo homenaje que la plaza de toros de Las Ventas, su plaza, en la que se hizo como torero, le rindió para recordarle que la lucha, por dura y larga que sea, sigue siendo posible.

«De cómo estaba antes a cómo estoy ahora he mejorado mucho y este homenaje me llena de fuerzas para seguir peleando cada día, porque ahora mismo sólo me centro en ir paso a paso, a corto plazo, porque ahora mismo la pierna está a un 30 por ciento, me he probado con becerras e incluso con algún novillo y la pierna al correr para atrás y, sobre todo, al flexionar, cargando todo el peso de mi cuerpo, claudica», explicó David Mora sobre su estado actual, justo un año después de la gravísima cornada recibida en San Isidro y que le mantiene alejado aún de los ruedos por una lesión en el nervio femoral.

«Llevaré mi físico hasta donde mi cuerpo aguante, porque he echado y echaré toda mi perseverancia para volver a vestirme de luces, pero hay que ser cautos y conscientes de que ahora mismo no puedo ponerme ante el toro», reconoció. Y es que «los últimos electros en la pierna no han sido del todo favorables: la sensibilidad del lateral está al 60 por ciento, pero la del cuádriceps está al 30 por ciento y la del vasto interno al 25 por ciento, hay que seguir trabajando para intentar recuperar todo lo que pueda», explicó en un acto en el que no faltaron compañeros como Manuel Escribano, que actúa esta misma tarde en la Corrida de la Prensa.

Junto al de Gerena, otro sevillano como Antonio Nazaré, también herido esa fatídica tarde; Vicente Ruiz «El Soro», que sufrió un calvario de más de 30 operaciones en la rodilla antes de volver a los ruedos; Manuel Caballero, Juan Diego, Rubén Pinar, Serranito, Marc Serrano, Luis Gerpe y los miembros de la cuadrilla del torero de Borox, así como su apoderado Antonio Tejero.

En este sentido, David Mora quiso «agradecer el calor recibido por parte de los profesionales y de la afición todos estos meses» al tiempo que también quiso pedir «disculpas por haber permanecido alejado y sin dar señales de vida, pero hay veces que uno no tiene ganas ni de contestar». «He vivido la mutua dureza, física y mental, de vivir este mundo desde fuera y he intentado apartarme para poder desconectar, con cuidado pues tampoco quiero olvidar mi profesión y romper de una manera tan drástica puede ser peligroso», explicó antes de afirmar que «ayer fue la primera corrida de San Isidro en directo de este año».

Por último, David Mora no dudó en recordar aquella fatídica tarde de la cornada. Una portagayola que asume que «es una suerte que no se traduce en una recompensa que equilibre el evidente daño que puedes recibir si sale mal», pero «siempre ha sido una declaración de intenciones y los principios están para mantenerlos». «Me he ido a chiqueros muchas veces de novillero y el 2014 era un año para seguir dando la cara y reafirmar todo lo que iba cosechando las últimas temporadas, demostrar mi personalidad», enumera los porqués de su puesta en escena aquella tarde ante reses de El Ventorrillo.

Ese día, don Máximo García Padrós volvió a erigirse en salvador. Perenne ángel de la guarda de los toreros, el cirujano reconoce que «si la cornada llega a producirse en los terrenos del ‘9’ podríamos haber estado hablando de un desenlace fatal». «Por fortuna fue a las puertas de la enfermería, a un paso, y los compañeros le trasladaron enseguida, porque cuando llegó a la camilla la situación era muy delicada, tenía poca tensión y hubo que hacerle varias transfusiones de sangre, antes y después de la operación», recordó sobre unos minutos dramáticos.

«Desde esos primeros instantes, pasando por un post operatorio tormentoso, hasta hoy que lo sigues haciendo, has dado una muestra de valor incalculable que representa a las claras la calidad humana de la que estáis hechos tú, tu familia y tus amigos», concluyó con «la esperanza de que vuelvas a poder torear de nuevo». «Aunque las lesiones nerviosas son imposibles de superar al cien por cien, con tu tesón estoy seguro de que volverás a torear», alabó.

Igualmente, Fernando García de Lucas, responsable de la operación que liberó el nervio femoral el pasado agosto, incidió en que sigue «sin descartar la posibilidad de que David pueda volver a la cara del toro, cabe todavía un tiempo de esperanza para que la pierna pueda responder». «Eres una persona constante, metódica y con tesón, la recuperación es difícil que sea total, pero sigue cabiendo la esperanza, incluso llegados al caso de que no haya reacción del nervio, podríamos ver si el trabajo que realiza pueden suplirlo otros músculos de la zona y ejercitarlos al máximo para potenciar esa vía», argumentó prometiendo que «entre todos, ayudaremos para acercarte al máximo a una rehabilitación total».