El festival de La Puebla se aplaza por el mal tiempo

El festejo se celebrará el próximo 24 de octubre debido a las fuertes precipitaciones caídas en las últimas horas en la localidad sevillana

Media verónica de Morante, en imagen de archivo
Media verónica de Morante, en imagen de archivo

El festival taurino previsto para esta tarde en La Puebla del Río (Sevilla) ha sido aplazado al próximo sábado 24 de octubre después de las fuertes precipitaciones que han caído en la localidad en las últimas horas y ante las previsiones de lluvia para esta tarde, según fuentes de la organización.

Según informa Efe, inicialmente se había señalado el domingo 25 de octubre para celebrar el festejo en el que iban a actuar, entre otros, varios diestros retirados, aunque, según han indicado las fuentes, se celebrará un día antes.

La IV edición de este festejo bienal, a beneficio de Caritas Parroquial y organizado por el diestro local Morante de la Puebla, tenía un cartel formado por el rejoneador Diego Ventura, los toreros retirados Rodolfo Rodríguez «El Pana», José Ortega Cano, Vicente Ruiz «El Soro» y el novillero local Daniel de la Fuente «Liqui» acompañando a Morante. Los novillos a lidiar a pie habían sido donados por la ganadería de Zalduendo y en la lidia a caballo se había embarcado un novillo de El Capea.

El festejo cuenta también con la gestión organizativa del empresario onubense Jorge Buendía, que a pesar de este aplazamiento espera alcanzar «los 30.000 euros que ya se consiguieron en ediciones anteriores».

En la presentación del festival el pasado 2 de octubre Morante destacó su carácter benéfico ya que «Cáritas hace una labor importante en La Puebla y hay muchísimas familias que se benefician de lo que les pueden ayudar».

El acto había logrado despertar una enorme expectación, a la que se sumaba la actuación de Ortega Cano, posiblemente la última de su vida en público, ya que según explicó Morante en la presentación del festejo «hablé con él para ver si quería torear y me dijo que le hacía mucha ilusión que me hubiera acordado porque podía ser el último festival de su vida».