Manuel Escribano sufre una espeluznante y grave cornada de 25 cm en Las Ventas

El diestro se la jugó en el tercer par de banderillas, muy cerrado en tablas y en un quiebro inverosímil.

El diestro Manuel Escribano sufre una cogida durante el decimoséptimo festejo de la Feria de San Isidro     Foto: Alberto R. Roldán
El diestro Manuel Escribano sufre una cogida durante el decimoséptimo festejo de la Feria de San Isidro Foto: Alberto R. Roldán

El diestro se la jugó en el tercer par de banderillas, muy cerrado en tablas y en un quiebro inverosímil.

“Español” fue el toro cuarto que salía al ruedo de Las Ventas en tarde de “no hay billetes” y de máxima expectación por ver a Roca Rey con el hierro de Adolfo Martín. El diestro sevillano, bien conocedor del hierro, se llevó la peor cara de la tarde.

Se la jugó en el tercer par de banderillas, muy cerrado en tablas y en un quiebro inverosímil. Apostó por el toro y la faena, que comenzó con dos volcánicos pases cambiados por la espalda. Estaba centradísimo con el toro, encastado y con transmisión, cuando el animal, que tenía las dificultades propias del encaste, no le perdonó.

La cogida fue espeluznante y ya en el mismo momento que le levantó los pies de la arena le había metido el pitón, al parecer en el muslo izquierdo. La gravedad de la escena se vivió por lo rápido que ocurrió todo desde entonces y por lo mucho que sangraba la herida.

En muy poco tiempo la cuadrilla le llevó a la enfermería, donde le esperaban las manos de Máximo García Padrós para intervenirle de manera inmediata.

Parte médico de Manuel Escribano:

«Herida por asta de toro en cara interna 1/3 medio muslo izquierdo con una trayectoria hacia externo craneal y posterior de 25 cm que produce destrozos en musculatura aductora, vasto interno, contusiona vena femoral, lesiona colaterales, rodea cara posterior de fémur y alcanza cara posterior 1/3 superior del muslo».