Actualidad

La otra cara de José Tomás

El diestro lleva de gira a los mariachis Imperial Azteca y acaban con un concierto este viernes en Joy Eslava con fines benéficos

José Tomás en la visita que hizo la semana pasada a Burgos, a la asociación a la que se donarán los beneficios por el concierto de esta noche
José Tomás en la visita que hizo la semana pasada a Burgos, a la asociación a la que se donarán los beneficios por el concierto de esta noche

El diestro lleva de gira a los mariachis Imperial Azteca y acaban con un concierto este viernes en Joy Eslava con fines benéficos

Apenas se sabe de él y apenas se deja ver. Ese es José Tomás. El misterio. Apareció la semana pasada en Madrid para presentar el proyecto que lleva a cabo su Fundación del mismo nombre siempre con fines benéficos. Vuelve a unir en esta ocasión ese triángulo que forman en su vida España, México y su propia figura. El mismo que lleva en las venas, el que le mantuvo con vida con sangre de allá cuando un toro estuvo a punto de arrebatársela. José Tomás presentó su último proyecto solidario que consiste en una gira del grupo musical mariachi Imperial Azteca, por el que siente devoción el torero madrileño, que financia la propia Fundación y cuyos beneficios irán destinados de manera íntegra al Banco de Alimentos de Madrid y a la Asociación de Síndrome de Down de Burgos.

El periplo del grupo musical, compuesto por trece músicos y que fue nominado para los premios Grammy Latino en el pasado año 2017, comenzó en la localidad francesa de Nimes, siguió en la plaza de Chamberí de Madrid el pasado sábado de donde por primera vez en la historia se celebró el Grito de Independencia de México y el pasado domingo en Galapagar. Esta noche actúan en Burgos donde ya han colgado el cartel de “no hay billetes” al más puro estilo del torero de Galapagar y cerrarán su visita a España el próximo viernes, en el centro de Madrid, con la actuación en la mítica sala madrileña de Joy Eslava, donde no se descarta alguna sorpresa de última hora.

Los beneficios que se recauden del concierto irán destinados, como en otras ocasiones, al Banco de Alimentos de Madrid, que da comida de manera diaria a 165.000 personas que lo necesitan y se estima que el año pasado repartió un total de 2.500 toneladas de alimentos.

Supone esta la última iniciativa solidaria del torero de Galapagar, mecenas de la cultura mexicana y solidario con los niños y las familias en situaciones sociales comprometidas.

Sigue así la misión de la Fundación José Tomás, presidida por el médico Rogelio Pérez, y que ya en 2016 hizo entrega al mismo Banco de Alimentos de 18.000 euros. Será mientras acaba la temporada su vuelta a la vida pública antes de que empiece la siguiente campaña y casi a la vez la rumorología.