Talavante: «Por ética y por condiciones, no me conformo con ser uno más»

El extremeño afronta una nueva etapa en su carrera en la que asumirá cambios importantes en su forma de torear y pensar

Alejandro Talavante conversa con el periodista Iñaki Gabilondo
Alejandro Talavante conversa con el periodista Iñaki Gabilondo

Año nuevo, vida nueva. Así debió pensar Alejandro Talavante a la hora de enfocar la temporada de 2014. El extremeño dio un vuelco a su carrera a finales de 2013 y eligió a Curro Vázquez para dirigir esta nueva etapa, en la que buscará cambiar su forma de torear y de pensar ante el toro. Y es que después de todo lo que le costó llegar, Talavante no quiere pasar de puntillas. «Por ética y por condiciones no me conformo con ser uno más», reflexiona el matador de toros.

Frente a los antitaurinos, Talavante resaltó la figura del espada como principal defensor del toro: «Sin el torero, no tendría sentido esta raza», aún así reconoce que «a veces, claro que da pena matar al toro, pero las cosas tan fuertes han de tener un final trágico», aseguró el diestro al periodista Iñaki Gabilondo en una entrevista concedida al programa «Iñaki», que se emitirá el 30 de abril a las 20:30, en Canal+.

«Uno se mete a torero porque no sabe dónde se mete», asegura el matador a la hora de explicar por qué eligió su profesión. A lo largo de la conversación, Gabilondo analiza la trayectoria del diestro, desde sus inicios hasta su consolidación como figura del toreo. «Con 13 años, ya estaba matando mi primera becerra y, a los 16, recibí mi primera cornada», recuerda.

«El torero llega un momento que firma un pacto en el que desecha su integridad hasta consecuencias excéntricas», analiza Talavante. Pese a ese abandonao del cuerpo mientras torea, Talavante no realiza ejercicios de concentración, ya que a él le basta con «soñar una faena» antes de salir del hotel para mantener ese estado mental.

Después, justo antes de salir al ruedo, el pacense reconoce que se siente muy nervioso: «A pesar del ruido de la plaza, sólo escucho el latido de mi corazón, que va a un ritmo que no es normal, tanto cuándo estoy dominando al toro como cuándo no; y cuándo no lo estoy dominando aunque el público crea que sí», afirmó el espada extremeño.

En el tramo final del programa, Alejandro Talavante reconoce que José Tomás está por encima de todos los demás compañeros, «porque tiene alma y encarna los valores de todo el toreo». En un futuro, el diestro sueña con torear para sí sin depender del triunfo, algo que a veces «sólo llega cuando te retiras», concluyó.