Treinta mil personas aproximadamente acompañan en Soria a los novillos en La Saca

Esta mañana se ha celebrado uno de los acontecimientos más importantes de las fiestas de San Juan en Soria: La Saca

Alrededor de treinta mil personas han acudido hoy al monte Valonsadero, en Soria, para presenciar el festejo de La Saca, que consiste en conducir los novillos a la ciudad, a cuyos corrales del coso han llegado diez de los doce que corresponden a las cuadrillas de las fiestas de San Juan.

Sol, vino y toros, el lema que identifica a las fiestas de San Juan en Soria, se han dado cita hoy en el monte Valonsadero desde primera hora para celebrar la antigua traída del ganado a la plaza de toros que realizaban los cabañeros del barrio de Las Casas y que, a partir del siglo XIX, con la construcción de la carretera de Burgos, se fue popularizando y masificando ya entrado el siglo XX.

En torno a treinta mil personas, según datos de la Guardia Civil han protagonizado el día grande por excelencia de las fiestas sorianas.

La Saca ha estado marcada por la plasticidad y la rapidez en su primera etapa, cuando a las doce del mediodía se han abierto los portones de los corrales de Cañada Honda, momento en el que han sido escoltados por caballistas y ‘sanjuaneros’ a pie hasta la vega de San Millán, primer descanso en su camino hacia la ciudad.

La manada ha ido hermanada hasta la vega de San Millán, un trayecto de tres kilómetros que han cubierto en apenas veinte minutos, lejos de los retrasos de otros años.

A las dos y media de la tarde, los novillos de la ganadería de Laura Velasco han partido hacia el descansadero, última parada antes de recuperar el aliento y llegar a la ciudad antes de las seis de la tarde, uno de ellos transportado en un camión.

Otro más ha tenido que ser sacrificado al romper la barrera de protección y asustar a un niño que ha sido trasladado a un centro sanitario presa de un ataque de pánico.

El presidente de la Asociación de Amigos de La Saca, Raúl González, ha calificado de «éxito rotundo» el desarrollo del festejo gracias ala colaboración de todos, ha añadido el alcalde, Carlos Martínez (PSOE).

El año pasado llegaron nueve novillos a la plaza de toros y en 2011 lo hicieron once, mientras en 2008 apenas dos entraron en los corrales.

Fue 1992 el último año en el que los doce astados protagonistas de La Saca completaron el recorrido, de siete kilómetros, desde el Monte Valonsadero hasta la ciudad.

El origen de este festejo se remonta al siglo XVI. Las fiestas de San Juan, que continuarán en Soria hasta el próximo lunes, tienen un origen pagano, según los estudiosos, relacionado con la celebración del solsticio de verano. Efe.