Unidad para reconocer la Tauromaquia en la UNESCO

Pretende gestionar la declaración de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

La Fundación de Estudios Taurinos ha instado la creación de una plataforma internacional que gestione la declaración de la Tauromaquia Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la UNESCO.

Como conclusión de las Jornadas Internacionales de Tauromaquia organizadas en Sevilla por esta fundación con el apoyo y colaboración de la Universidad de Sevilla y la Real Maestranza de Caballerías de Sevilla, estima que la Tauromaquia cumple los cinco criterios que recoge la UNESCO para tal reconocimiento.

Bajo el nombre de «Tauromaquia. Historia, Arte y Literatura en Europa y América», investigadores, profesores y escritores nacionales e internacionales se reunieron en la capital hispalense durante los días 5, 6, 7 y 8 de noviembre. En la nota de prensa enviada tras la finalización, recomendaron «a las autoridades competentes de nuestros respectivos países que adopten todas las medidas necesarias para la protección y la promoción de la Fiesta de los Toros y para su reconocimiento como Patrimonio Cultural Inmaterial a nivel regional, nacional e internacional, empezando por su inscripción en los inventarios nacionales de dicho patrimonio, tal como lo recomienda la convención de la UNESCO».

En el texto, la Fundación reconocía que «esa fiesta, en sus diferentes interpretaciones, refleja la sensibilidad específica de cada uno de los pueblos y comunidades que la comparten, pero expresa al mismo tiempo, en el aspecto ético y cultural, ciertos valores fundamentales del hombre y su manera de enfrentarse con la vida, con la muerte y con lo efímero».

Del mismo modo, «la Tauromaquia está basada en el respeto que los ganaderos, toreros y aficionados sienten por el toro durante su lidia y durante su cría en condiciones óptimas de libertad, en unos espacios preservados que constituyen una reserva ecológica insustituible para la fauna salvaje y la flora, y que mantienen numerosas tradiciones de campo», apuntó el comunicado.

En definitiva, que la Fiesta de los toros «constituye un Patrimonio Cultural Inmaterial valiosísimo, reuniendo todos los criterios especificados, en su artículo 2, por la Conservación para la salvaguardia del Patrimonio Inmaterial, firmada en la UNESCO el 17 de octubre de 2003, que se aplica a los ámbitos de las tradiciones y expresiones orales, de las artes del espectáculo, de las actividades rituales y festivas de las prácticas en relación con la naturaleza, de los oficios y artesanías tradicionales».