Televisión

Charles Manson, en la segunda temporada de “Mindhunter”

Se estrenará el 16 de agosto en Netflix

A pesar de que no ha estado ni en las listas de nominaciones de los Emmy ni en la de los Globos de Oro, “Mindhunter” es una de las series que más han sorprendido, y asustado, a los espectadores. Y no porque sea una serie efectista: es que escarbar en la mente de los asesinos en serie más sanguinarios deja sin aliento a la audiencia, más acostumbrada a series con menos fuste psicológico. Su creador, David Fincher (“Seven”, 1995) ya ha anunciado su fecha de estreno: será el 16 de agosto en Netflix. Pero lo que más importa es qué casos va a abordar. El que va a despertar más interés entre los espectadores será el de Charles Manson, que es interpretado por Damon Herriman (“Érase una vez en Hollywood”, 2019), la cinta de Quentin Tarantino en la que también encarna a Manson. Para hacer memoria: fue fatalmente conocido por liderar lo que se conoció como «La Familia Manson»,​ un grupo de seguidores que surgió en el desierto de California a finales de los años 60. En 1971, fue declarado culpable de conspiración por los asesinatos de siete personas: la actriz Sharon Tate (esposa del director Roman Polanski) y otras cuatro personas en la casa de Tate, en Beverly Hills, y al día siguiente, de un matrimonio, Leno y Rosemary LaBianca;2​ todo llevado a cabo por los miembros del grupo, que seguían instrucciones de Manson.

Publicidad

También se abordará los asesinatos de los niños de Atlanta. Así se denominó a una oleada de crímenes que se sucedieron en la ciudad de Georgia entre los años 1979 y 1981. Se encontraron un total de 28 cadáveres. Entre ellos, varios adolescentes y menores. Un joven veinteañero, Wayne Williams, fue declarado culpable de cometer al menos dos de esos crímenes. También aparecerá el asesino BTK, el alias de Dennis Rader. Las letras se referían a Bind, Torture and Kill (“Atar, torturar y matar”). Poco después de los asesinatos, el Asesino BTK escribió algunas cartas enviadas a la policía y a agencias de noticias. En ellas, ridiculizaba los crímenes y daba detalles precisos de cada asesinato. Nunca se supo quién había perpetrado estos crímenes; es más, Rader nunca estuvo en la lista de sospechosos hasta que en 2004, tras años de búsqueda, las misivas impulsaron la investigación. En 2005 fue arrestado y en la actualidad cumple cadena perpetua por diez asesinatos.