Camino a «Operación Triunfo»

Los castings de la segunda edición de «OT» reúnen a la mayor cantidad de personas de toda la historia del programa.

Los castings de la segunda edición de «OT» reúnen a la mayor cantidad de personas de toda la historia del programa.

- l sueño de muchos jóvenes por convertirse en reconocidos artistas, unido al fenómeno que «Operación Triunfo» ha creado en su vuelta a la televisión ha reunido a más de 16.000 personas en el casting de la segunda edición del concurso, frente a las casi 10.000 que lo hicieron el pasado año. El equipo de producción del programa ha recorrido las principales ciudades del país para elegir a los 16 concursantes que vivirán la experiencia «OT» y lucharán por convertirse en el nuevo ganador. Madrid ha sido la ciudad más multitudinaria con 3.460 participantes, seguido de Barcelona, donde se presentaron 2.504. Sevilla ocupa el tercer lugar con 2.145 y a Valencia fueron 2075. Tenerife y Mallorca fueron los lugares que menos personas reunieron, con 600 y 525, respectivamente, unas cifras que superan con creces a las conseguidas el pasado año. «Se ha presentado mucha gente joven que ha descubierto “OT” este año, ya que por edad no habían visto el programa en sus ediciones anteriores y han estado todo el invierno preparándose para poder entrar», cuenta Noemí Galera, directora de la academia. En cada ciudad, además, fueron testigos alguno de los concursantes de la primera edición: Amaia, Aitana, Miriam, Ana y Nerea acudieron a la capital para dar ánimo y formar parte del jurado por un día para llevar a cabo la elección de la nueva generación, al igual que hicieron Agoney, Raoul y el resto de «triunfitos» en las distintas convocatorias.

El casting está dividido en tres fases primordiales definidas por Galera: «El primer filtro es que canten, que tengan una voz bonita», declara, «la segunda es ver cómo hablan y como se defienden con una base musical, y en la tercera trabajamos en profundidad con ellos». Aun así, las ideas de lo que quieren para esta nueva edición no está preconcebida, al igual que hicieron el año pasado, no buscan unos concursantes específicos sino que lo encuentran entre toda la gente que se presenta, ya que «si vas buscando a lo mejor no das con lo que quieres», así como detalla la directora, al mismo tiempo que afirma tener casi segura alguna voz que será protagonista de la academia en esta segunda entrega.

Ediciones diferentes

Han pasado casi 17 años desde que David Bisbal hizo su debut en televisión y Rosa «de España» cantó «Europe's living a celebration» en el Festival de Eurovisión acompañada de algunos de sus compañeros. El concurso musical, que en aquel momento dirigía Nina, hizo historia en la televisión con una media de más de 6 millones de espectadores en su primera temporada, y que continuó en su segunda etapa con una audiencia de alrededor de 5 millones. A pesar de no echar de menos nada de las primeras ediciones, Noemí Galera, quien en aquel momento ya formaba parte del formato como subdirectora y jurado, ve diferencias claras entre el «antes» y el «ahora»: «Los gustos musicales han cambiado, cuando hicimos “OT1” triunfaban Luis Miguel, Chayanne y Ricky Martin, y ahora es otro tipo de música la que se lleva». Más allá del estilo, la cantidad de personas que se han presentado al casting también ha aumentado, y además están «mucho más formadas y preparadas musicalmente».