El Imserso de Arturo Valls: "Por el mundo a los 80"

Antena 3 emite hoy en horario estelar «Por el mundo a los 80», un formato en el que seis personas de edad provecta cumplen con su sueño de hacer el viaje de su vida.

Arturo Valls con María Luisa, una mujer que soñó con ser misionera y que cumple su sueño en Tanzani. Foto: Atresmedia
Arturo Valls con María Luisa, una mujer que soñó con ser misionera y que cumple su sueño en Tanzani. Foto: Atresmedia

Antena 3 emite hoy en horario estelar «Por el mundo a los 80», un formato en el que seis personas de edad provecta cumplen con su sueño de hacer el viaje de su vida.

Aunque en la vida haya en ocasiones puntos muertos, siempre hay la oportunidad de resarcirse a las bravas. Es lo que les ocurre a los seis provectos protagonistas de «Por el mundo a los 80», el nuevo formato de Antena 3, presentado por Arturo Valls, que se estrena hoy en «prime time». María Luisa, Juan, María, Francisco, Antonio y Paquita le hacen en el programa un corte de mangas a Calderón de la Barca y sus célebres versos: «Que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son», ya que aquellas quimeras que dejaron aparcadas por fin las cumplen en forma de viaje. Como cuenta Valls, cada uno de ellos ha elegido un destino: Tanzania, Tokio, México, Chile, Brasil y Turquía.

Mucha vitalidad

«Me han sorprendido y conmovido por su predisposición a viajar y salir de su zona de confort. Afortunadamente la vejez en esta época se vive de otra manera. Suelen ser personas muy activas y con mucha vitalidad. Ha sido toda una experiencia ver el mundo a través de sus ojos», dice el presentador de «¡Ahora caigo!». Para empezar, han tenido que aprender una lección por la que ya han pasado otros que son menos talluditos que ellos: quitarse muchos prejuicios y estereotipos de encima. María fue la que vivió el mayor encontronazo cultural, idiomático y gastronómico en la capital de Japón. «Si nos pasa a cualquiera de nosotros imagínate con sus años... ¡Parecía que estaba en otro planeta! También es verdad que ella resolvía los contrastes echándole mucho humor. Por ejemplo, al probar un plato decía: ‘‘Pues yo tengo un restaurante japonés debajo de mi casa donde también se puede comer esto’’», dice.

María Luisa salda una cuenta con su pasado en Tanzania. Quiso ser misionera, pero se casó y se quedó en un deseo. «Ella –lo expresa así– quería ‘‘ayudar a los negritos’’ y allí que nos fuimos, a una tribu Masai. Cuando llegamos, su obsesión era prepararles una paella y cumplió su objetivo», explica Valls. Durante el rodaje de «Por el mundo a los 80» no han faltado los momentos cómicos, pero el valenciano confiesa que también ha soltado alguna lagrimilla. «Sobre todo con Francisco, un ex guardia civil que siempre tuvo inquietudes artísticas. Le gustaba escribir poesía y ser actor pero, ¿cómo iba a hacer eso formando parte de la Benemérita? Ahora, en su viaje a México, le llevamos a una productora de telenovelas, donde le ofrecieron participar en el rodaje de una de ellas e interpretar un pequeño papelito. No te puedes imaginar cómo se emocionó. Es un recuerdo que se lleva para toda la vida», culmina.

Un formato de éxito en Europa

España es el cuarto país de Europa en adaptar este formato después de su éxito en los Países Bajos, Alemania y Bélgica. En este «docu-reality» se concilia la emotividad con el sentido del humor, ya que los protagonistas podrán ser cualquier cosa menos aburridos si de lo que se trata es de vivir una de las experiencias más estimulantes de sus vidas.